El primer compost vecinal de Asturias

Santiago Fernández, gerente de Cogersa, clausuró ayer junto a los vecinos de Las Vegas su experiencia de compostaje. / MARIETA

La comunidad del edificio Topacio recicla 1.500 kilos de residuos orgánicos

S. GONZÁLEZ LAS VEGAS.

Cogersa lleva años apostando por enseñar a los asturianos a hacer su propio compost dentro de su campaña de reciclaje de los residuos orgánicos. La comunidad de vecinos del edificio Topacio de Las Vegas quisieron ir un paso más allá y hace diez meses iniciaron su propio proyecto de compostaje, pionero en el concejo y en Asturias. Ese proceso, en el que han colaborado todos los vecinos, llegó ayer a su fin con la extracción del compost generado tras todo este periodo de trabajo en equipo.

El gerente de Cogersa, Santiago Fernández, y el alcalde de Corvera, Iván Fernández, acudieron ayer hasta el edificio para participar junto a los vecinos del acto de extracción. En estos diez meses las familias implicadas lograron reciclar 1.500 kilos de residuos orgánicos, que se convirtieron en compost tras el proceso clásico de descomposición. «Desde Cogersa hemos propuesto el proyecto a algunas entidades y abandonaron, este es primer compostaje entre vecinos que se hace en Asturias y por eso hay que agradecerlo y destacarlo», apuntó Santiago Fernández.

Operarios del Ayuntamiento de Corvera fueron los encargados de extraer el compost realizado, que ahora podrá ser usado por los vecinos para poder aplicarlo en el huerto o en las macetas de casa. Para eso recibieron ayer las últimas lecciones de los expertos, que les animaron a seguir con la experiencia. «Animaros a que sigáis, que no se quede en la experiencia piloto y que dentro de unos años lo que era novedad sea algo normal, que esté al orden del día», les pidió el alcalde, Iván Fernández.

«Ahora podemos mostrar lo que se hizo en Las Vegas al resto de vecinos de la región»

En la creación del compost se trata de imitar y manejar de manera controlada el proceso de putrefacción natural de la materia orgánica: se mezclan en la proporción adecuada los diferentes residuos, se voltean periódicamente y se controla el grado de humedad. «Esperamos que el resto de ciudadanos empiecen a pedirnos hacer lo mismo», decía Santiago Fernández, que hacía hincapié en que para Cogersa «es muy importante porque va a servir de ejemplo y que se vea que es un producto muy bueno».

Aunque la iniciativa ha resultado muy fructífera, el gerente lanzó un mensaje de ánimo a otros vecinos, «queda mucho por hacer en la recogida selectiva pero esto anima mucho a la gente a seguir haciendo cosas porque se ven los buenos resultados». Por su parte el alcalde resaltaba el mérito de los vecinos durante estos diez meses « porque no es fácil, son diez meses de constancia y de atención continuada».

Fernández también les puso de ejemplo y reiteró que «si toda Asturias se comporta como vosotros podríamos llegar a los objetivos marcados para 2020». Por otro lado anunció que «en Trasona hay una comunidad que ya se puso en contacto para replicar la experiencia».

Fotos

Vídeos