El Principado inspecciona el palacio de Peñalver para valorar su estado actual

El Principado inspecciona  el palacio de Peñalver para valorar su estado actual
Una valla protege de la caída de material en el palacio. / MARIETA

Arquitectos e historiadores elaborarán ahora un informe antes de requerir a los dueños posibles obras para la conservación del edificio

S. GONZÁLEZ TRASONA.

El Palacio de Peñalver ha vuelto a ser objeto de inspecciones arquitectónicas por parte del Principado. Tras visitar el edificio el pasado mes de octubre, los arquitectos, aparejadores e historiadores de Patrimonio regresaron hace unas semanas al inmueble para realizar una nueva visita, esta vez acompañados de uno de los propietarios del palacio, que les permitía la entrada, aunque él optaba por esperarles fuera.

La visita estuvo guiada por Silvino Prendes, guardés del palacio de Peñalver. Los técnicos recorrieron el patio interior y pudieron ver de cerca el estado de las estancias interiores y del corredor, una parte del palacio, datado del siglo XV, que no habían podido analizar en su anterior visita al no contar con el permiso explícito de los propietarios. Se trataría de una de las partes más deterioradas del edificio y la que podría correr más peligro de derrumbe.

La inspección se centró también en la estructura del palacio y de sus dos torres. Se desconocen aún las conclusiones que han podido sacar los técnicos de Patrimonio del edificio, que aún se encuentran trabajando en el perceptivo informe, pero, igual que pasara en el primer encuentro, parece ser que la estructura exterior no corre peligro y que junto con los corredores, la torre que más dañada sería la de la derecha ya que en ella existe, desde hace años un palomar.

Los técnicos estudian el corredor interior y la estructura de palacio y dos torres

Una vez se redacte el perceptivo informe, desde Patrimonio se hará llegar el documento tanto a los propietarios como al Ayuntamiento de Corvera para que este esté al tanto de las novedades. Con esta inspección se pretende hacer valer el deber de conservación del palacio, que está catalogado como Bien de Interés Cultural, por lo que Patrimonio ha puesto especial interés en él. Desde el Consistorio se ha recalcado, una y otra vez, que «el deber de mantener y reparar el edificio es de sus propietarios», a la vez que se responde a los interesados en que el Ayuntamiento destine a algún fin el palacio que «se trata de una propiedad privada y nosotros no podemos destinar dinero público a ella, deben de ser sus dueños».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos