El Principado no investigará los picores de San Juan al entender que son «subjetivos»

Imagen que ofrece un día de verano la playa de San Juan, la más concurrida del concejo junto con Salinas y El Espartal. / PATRICIA BREGÓN

También esgrime que afectaron a un escaso porcentaje de bañistas y que análisis recientes no detectaron ningún agente contaminante

J. F. GALÁN SAN JUAN.

El Principado no investigará el origen de los picores que anteayer martes manifestaron sentir veinticinco bañistas que acudieron con tal síntoma al puesto de Salvamento de la playa de San Juan nada más salir del mar. Considera que el picor «es una sensación subjetiva» y apela también a que el referido número «no es significativo» en base a la gran afluencia que en ese momento, las cinco y media de la tarde, registraba el arenal. La consejería esgrime también que los últimos análisis no reflejaron ningún agente contaminante y que no es necesario realizar uno nuevo con carácter extraordinario. En este sentido, la periodicidad es quincenal y según la Coordinadora Ecologista únicamente se miden dos parámetros relacionados con aguas fecales.

Al margen de los veinticinco referidos, un número no determinado de bañistas también sintieron picores, si bien optaron por no dirigirse a Salvamento sino directamente a la ducha, tal y como aconsejaron los socorristas a quienes acudieron al puesto. Media hora después los picores habían desaparecido.

No es el primer episodio de este tipo que se registra en San Juan. El más grave se remonta a 2014, cuando trescientas personas solicitaron asistencia a los socorristas en San Juan, El Espartal y Salinas. Salvamento izó entonces la bandera roja, decisión que no adoptó este martes al entender que los picores eran de menor intensidad, sin manifestación visible, que la sensación no era ni mucho menos generalizada y que la ducha de agua dulce resultaba efectiva. Aquel mismo año también se registraron casos similares en playas gallegas.

Críticas

Las primeras críticas al procedimiento seguido por el Principado tanto en este caso como en el cierre al baño durante dos días de la playa de Bahínas, también en Castrillón, por contaminación de aguas fecales surgen desde Podemos y apuntan directamente a Fernando Lastra, nuevo consejero de Medio Ambiente tras la reciente dimisión de Belén Fernández. «Mal inicia su andadura, siguiendo los pasos de su predecesora, y no cuanto a acción se refiere, sino todo lo contrario, intentando ocultar el vertido en Bahínas para que la imagen de su partido no se vea resentida por una nueva crisis ambiental. Y el mismo día que se reabre esa playa veinte bañistas sufrieron problemas cutáneos en San Juan de Nieva», criticó el diputado Héctor Piernavieja.

En el caso de Bahínas, el Ayuntamiento subraya que el Principado le comunicó «a las dos y media de la tarde del viernes» los resultados de los análisis que reflejaban contaminación por fecales, practicados el lunes, y que el procedió al cierre «siguiendo las instrucciones del Principado». La medida se hizo pública el domingo dado que el sábado ya ondeaba bandera roja por el mal estado de la mar.

Ayer jueves, día de escasa afluencia a las playas, nadie acudió a Salvamento manifestando sentir picores tras bañarse en San Juan.

Fotos

Vídeos