El Principado ocultó una semana el vertido de fecales en Bahínas

El arroyo vierte sus aguas al mar en la margen derecha de la playa, como se aprecia en la imagen. / MARIETA

En análisis que detectó altas concentraciones de enterococos se realizó el lunes 26, pero la bandera roja no se izó hasta el pasado domingo

J. F. GALÁN NAVECES.

El vertido de aguas fecales en la playa de Bahínas fue detectado el pasado día 26, una semana antes de que, anteayer domingo, el Principado hiciese públicos los resultados de los análisis realizados entonces y decretase su cierre por contaminación. Así se recoge en la web de la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo, encargada del programa de vigilancia sanitaria de zonas de baño, que únicamente señala que en la playa ondea bandera roja, sin concretar las causas. La medida se mantendrá al menos hasta hoy martes, una vez se conozcan los resultados de los análisis de nuevas muestras de agua tomadas ayer.

Según el Ayuntamiento de Castrillón, «se trata de un episodio puntual ocasionado con toda probabilidad por un vertido y ya estamos buscando el foco. En el último análisis todos los parámetros habían sido completamente normales», dijo ayer al respecto la concejala del área, Mar Iglesias, que realizó un llamamiento a la tranquilidad.

Los análisis de las aguas de esta playa se realizan cada quince días y, si se detectan anomalías, se repiten al día siguiente y en caso de que la situación persista cada tres días. Según la Coordinadora Ecologista, todo indica que el foco se sitúa aguas arriba del arroyo Fontaniella, que vierte sus aguas en la playa de Bahínas, un arenal de unos 300 metros de longitud de la parroquia de Naveces en cuyo entorno se asiente un camping, muy frecuentado en verano, y también una pequeña área de picnic.

El Ayuntamiento asegura que se trata de un episodio puntual cuyo origen investiga

Los ecologistas critican que los análisis del Principado «solo miden los parámetros microbiológicos de contaminación fecal, concretamente enterococos intestinales -la bacteria detectada en Bahínas en concentraciones superiores a las máximas admitidas- y Escherichia coli, no el resto de contaminantes que puede tener el agua», manifestó su portavoz, Fructuoso Pontigo.

De igual forma, solicitan al Principado «que se investigue para evitar que se repita este episodio, que desgraciadamente no es un hecho puntual. Lamentablemente en Asturias todavía hay playas que siguen recibiendo vertidos de fecales»,

En el resto de la franja costera del concejo la situación es de absoluta normalidad.

Fotos

Vídeos