Los propietarios de Los Balagares reclaman que se finalice la urbanización

Los Balagares. / S. L.
Los Balagares. / S. L.

Piden además que se subsanen las deficiencias en el saneamiento y se otorguen las licencias de primera ocupación de las casas de la segunda fase

S. GONZÁLEZ TRASONA.

La comunidad de propietarios de la urbanización Los Balagares presentó ayer un escrito de reclamación ante el Ayuntamiento de Corvera en el que instan a que se finalice la urbanización de Los Balagares, tanto la denominada segunda fase como el resto pendiente hasta la ejecución total del proyecto de urbanización. Solicitan además que se subsanen las deficiencias del saneamiento y se otorguen de forma inmediata las licencias de primera ocupación a las viviendas de la segunda fase, finalizadas hace casi diez años.

El escrito recoge estas tres exigencias y se basa en la «negligencia municipal de no haber exigido el aval de la construcción a la promotora en el momento en que se proyectaron las obras», apuntó ayer el abogado de los vecinos, Francisco Sánchez. En la reclamación se hace hincapié en que el hecho de que el Ayuntamiento aceptara una urbanización en fases «contraviniendo el Plan Parcial y el Proyecto de Urbanización» ha causado problemas a los vecinos, en concreto, insisten en que «una parte relevante de la urbanización siga sin ejecutarse totalmente, estando por ello incompleta, a lo que añadimos con un aval bancario insuficiente para garantizar la obra pendiente».

La segunda de las peticiones correspondiente a la subsanación de las deficiencias del saneamiento hace referencia a que «la conexión al colector o los aliviaderos no acabará con los problemas de inundaciones en algunas calles, sino que el origen está en haber dado por buena la instalación de colectores de diámetro inferior al necesario». En relación a esto apuntan que «el Ayuntamiento dio el visto bueno al proyecto y a su recepción».

Respecto a las licencias de ocupación hacen referencia que «está generando evidentes perjuicios a sus propietarios, como por ejemplo, las dificultades para la transmisión del inmueble». Además, en el escrito apuntan que «las viviendas están ocupadas desde la finalización de las obras, con pleno conocimiento municipal, que cobra los correspondientes impuestos y servicios. Es decir falta el documento formal pero en la práctica se ha producido, con la conformidad tácita municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos