El proyecto de mejora de la carretera Pravia-Salas, en 2018

Nicanor García, en una intervención en la Junta del Principado. / A. PIÑA

Infraestructuras responde a una pregunta de Ciudadanos que la ejecución de la obra dependerá de «la tramitación y aprobación de los presupuestos»

YOLANDA DE LUIS PRAVIA.

El Principado espera contar con el proyecto para la ampliación de la carretera AS-225 que une Pravia con Salas en el segundo trimestre de 2018. Los técnicos estiman que el presupuesto necesario para el primer tramo de esta obra entre Pravia y Vegafriosa rondará los tres millones de euros con un plazo de ejecución de 24 meses, por lo que desde el gobierno regional no comprometen todavía su ejecución, «dependerá de la tramitación y aprobación de los presupuestos generales del Principado para el ejercicio 2018», respondió el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, a una pregunta formulada por el portavoz de Ciudadanos en la Junta General del Principado, Nicanor García.

Ciudadanos se había interesado por el estado de este proyecto comprometido por el gobierno regional a principios de este año. En su respuesta, el consejero de Infraestructuras recuerda que se encuentra en tramitación la contratación de la asistencia técnica para redactar el proyecto de mejora de esta carretera por la que circulan cada día 2.700 vehículos de media, de los que el 10% corresponden a transporte pesado. Lastra mantiene que en los próximos días se resolverá la adjudicación de la redacción de este proyecto y que, una vez firmado el contrato, la ingeniería dispondrá de cinco meses para entregar el trabajo. De ahí que estime que el Principado cuente con el proyecto en el segundo trimestre del próximo año.

Explica también el consejero en su respuesta a Ciudadanos que en esta primera fase se intervendrá sobre los primeros 7,39 kilómetros de esta carretera con el objetivo de ampliar su sección mejorando los radios de curvas con una sección transversal de calzada de siete metros de ancho compuesta por carriles de tres metros y arcenes de medio metro y los preceptivos sobreanchos de normativa en curvas. Además, se renovará el drenaje existente con drenes de pie de talud, colectores de pluviales por sectores o cunetas revestidas de hormigón, entre otras mejoras.

Todo ello con el objetivo de mejorar la seguridad en un carretera que, según los datos que maneja la Consejería de Infraestructuras, ha tenido en este año cuatro accidentes, la mitad que el año anterior.

La Consejería de Infraestructuras también aseguraba en su respuesta a Ciudadanos que el desbroce de este vial era inminente, para la primera semana de este mes.

Fotos

Vídeos