IU y PSOE negocian el presupuesto de este año y se prevé que vaya al Pleno en enero

Concejales del PSOE y de Izquierda Unida, en un pleno municipal. / MARIETA
Concejales del PSOE y de Izquierda Unida, en un pleno municipal. / MARIETA

Ambos grupos municipales mantienen reuniones periódicas para acordar las cuentas por tercer ejercicio consecutivo

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Izquierda Unida y PSOE mantienen desde hace unas semanas encuentros continuos para negociar el presupuesto de este año, que prevén se pueda llevar a Pleno este mismo mes. Queda por determinar si se incluirá dentro del orden del día del Pleno ordinario o se convocará uno extraordinario con este único punto de debate. Hasta ahora ambos grupos municipales han intentado acercar posturas en busca de un acuerdo que de continuidad a su pacto de gobernabilidad.

Los socialistas han fijado algunas de las líneas de trabajo que consideran prioritarias, como es el saneamiento de la zona sur de Castrillón. «No hemos tomado ninguna decisión en firme hasta el momento. Seguimos estudiando la propuesta que nos ha hecho llegar el equipo de gobierno», explicaba ayer el portavoz del grupo municipal socialista, Jesús Ángel Cabrales, que si bien se mantenía en la posición de «intentar llegar a un acuerdo, que para nosotros es lo prioritario en estos momentos».

La negociación de las cuentas municipales se ha adelantado este año ya que en los dos ejercicios anteriores de este mandato se trasladó al mes de febrero e incluso marzo. Con este adelanto y de aprobarse los presupuestos en enero, podrían hacer uso de las partidas del mismo desde finales de febrero o comienzos de marzo lo que favorecería el desarrollo de los diferentes programas.

Izquierda Unida ya anunció alguna de sus prioridades para el próximo año, que intentarán cuadrar dentro de unas cuentas que tienen un techo de gasto de unos 19 millones de euros, de los cuales tan solo 1,5 millones se pueden dedicar a inversiones dadas las restricciones de las leyes estatales. Para ello se recurrirá a un nuevo crédito que se liquidará con cargo al remanente disponible, que volverá a rondar los seis o siete millones de euros tras cerrar el 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos