Quejas por el mal estado de los caminos de las parroquias rurales de Gozón

A. G.-O- LUANCO.

Cada vez son más numerosas las quejas por el mal estado de los caminos de las parroquias rurales del concejo de Gozón. Los usuarios critican la falta de limpieza y de desbroce de las cunetas, que dificulta la circulación a los ciclistas y motoristas, así como a algunos coches. Es un problema que reconoce el propio alcalde, Jorge Suárez, quien explica que el retraso se debe a la necesidad de comprar un nuevo tractor desbrozador, debido a que el anterior «se quemó el pasado año» por su antigüedad. «La nueva máquina, con un coste de 60.000 euros, nos la entregaron hace apenas un mes. Estamos contratando con empresas externas algunos desbroces y esperamos avanzar lo más rápido posible», afirmó.

Por el momento, la situación ha ido mejorando en algunas parroquias rurales gracias a estas medidas, pero no en otras. El trayecto entre Luanco y Candás por Antromero continúa sin desbrozar, complicando la visibilidad en algunas curvas. «El otro día fui a dar una vuelta en bicicleta y lo pasé mal. En algunas zonas la hierba se adentra hasta un metro en la carretera», criticó uno de los vecinos.

Las sendas peatonales no se libran tampoco de esta situación, muestra de ello es la que une la capital gozoniega con Bañugues, con un recorrido por la costa. «¿A qué esperan para adecentarla? Estamos en pleno verano y la imagen que estamos dando a los que vienen de fuera no puede ser peor», lamentó uno de los usuarios de la ruta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos