Quintes cuida de sus tradiciones

Miembros del grupo Les Xanines cargan con el ramo. Detrás, la figura de Santa Ana. / A. G.-O.

La parroquia maliaya inicia las celebraciones con la misa y la procesión, que cambió por segundo año de recorridoEl párroco anima a mantener la fiesta de Santa Ana, pese «al trabajo que supone»

A. G.-OVIES QUINTES.

El párroco Maximino Canal lanzó ayer un mensaje a los vecinos de Quintes para que continúen manteniendo sus tradiciones. «Mantener una fiesta como ésta cuesta mucho trabajo: hay que conseguir permisos, se tienen muchos gastos... Pero no se puede perder», afirmó durante la homilía. Por eso, animó los presentes a seguir velando de manera altruista para que cada año la localidad pueda disfrutar de la celebración de Santa Ana, «una fiesta que es para todos».

El religioso puso de ejemplo la figura de María y su madre, Santa Ana, para destacar la importancia de inculcarle a los jóvenes el trabajo por la continuidad de este festejo. «Nos quejamos de la juventud que tenemos, pero ellos no inventan nada. Van a hacer aquello que nosotros les enseñemos», aseguró.

La misa abrió ayer las celebraciones en honor a la santa. Durante el acto religioso, la capilla se llenó con el sonido de la gaita y el tambor del grupo folclórico Les Xanines de Quintes, quienes ofrecieron una pequeña actuación, que continuó después en el exterior. Antes tuvo lugar la procesión. Este fue el segundo año que cambió el trayecto, que consistió en dar una vuelta alrededor del cementerio. Años anteriores, pasaba por delante del bar Casa Kilo.

Hoy, habrá de nuevo una misa en honor a la Virgen del Rosario, pero no será hasta mañana cuando comience la parte lúdica, «tan importante como la religiosa», en palabras del párroco local.

Luis Gardey se subirá por primera vez a sobre las tablas del escenario en su Quintes natal, en una actuación que promete ser única e irrepetible. Ese día también tocará el grupo K-Libre.

Fotos

Vídeos