El reconocimiento a cuatro vecinos une al pleno de Muros

Concluida la reunión de la Corporación, el concejal que impulsó la iniciativa, el popular Yonatan Martín, presentó su dimisión «irrevocable» por motivos personales

C. R. MUROS.

El Pleno de Muros de Nalón aprobó ayer por unanimidad conceder cuatro distinciones en calles y edificios del concejo a otros tantos vecinos por haber contribuido con su labor a la grandeza del municipio. La propuesta, consensuada por el PSOE y el PP, recibió también el apoyo de Izquierda Unida, que no había podido asistir a la comisión en la que se había concretado.

Como es sabido, la Casa de la Cultura de Muros de Nalón llevará el nombre de José Manuel Alonso Delgado, exalcalde socialista de Muros de Nalón durante seis legislaturas, cinco de ellas con mayoría absoluta. A Benigno Fernández Suárez, fundador y presidente de la Peña Ciclista, se le recordará en algún lugar aún por definir; al sargento del Ejército del Aire, Joaquín Enrique Álvarez Vega, natural de San Esteban y que falleció en el accidente del Yak42, se le dedicará una placa conmemorativa en su localidad natal, al igual que a Carlos Puente, que durante muchos años llevó el Unión Deportivo San Esteban.

A su término, curiosamente el concejal que había impulsado los reconocimientos, el popular Yonatan Martín, registró su dimisión «irrevocable» por «motivos laborales y personales». Agradeció la colaboración a todos los trabajadores municipales, concejales y vecinos «por el trato recibido en estos casi tres años de legislatura» y se mostró «orgulloso» de haber «intentado ayudar a mejorar lo posible nuestro concejo».

Juan Pablo Carreño Pulido y Gloria María García Torres fueron de número dos y tres, respectivamente, en la lista a las elecciones municipales de 2015. En los próximos días se sabrá quién ocupa el acta de concejal que queda libre.

A pesar de ser el único edil del Partido Popular en el Ayuntamiento, Martín siempre ha sido muy activo, tanto en la vida municipal propiamente dicha como a través de redes sociales, en las que informaba de las gestiones que registraba en el ayuntamiento y difundía los actos de promoción turística y gastronómica del concejo. Asimismo, vertía opiniones personales, muchas veces en contra de la postura oficial de su partido, lo que le llevó a finales del año pasado a protagonizar un sonados desencuentro con la dirección regional.

En diciembre de 2016 ya había dimitido como presidente de la junta local del Partido Popular en Muros de Nalón y se dio también de baja como militante. En aquel momento había anunciado que entregaría el acta en 2018 «para facilitar un cambio tranquilo». Al final ha sido antes y después de haber recompuesto las relaciones con su partido.

Fotos

Vídeos