Recuperar el centro de la naturaleza de Cabo Peñas cuesta 300.000 euros

Las instalaciones del 'Semáforo', que se quiere recuperar como centro de interpretación de la naturaleza de Cabo Peñas. / J. PETEIRO
Las instalaciones del 'Semáforo', que se quiere recuperar como centro de interpretación de la naturaleza de Cabo Peñas. / J. PETEIRO

El plan para acondicionarlo comenzó hace catorce años. Para reformarlo, el Ayuntamiento de Gozón necesita ayuda europea o seguir bajando la deuda

ALICIA G.-OVIES LUANCO.

El PSOE de Gozón quiere sacar adelante el centro de interpretación de la naturaleza del Cabo Peñas, más conocido como el 'Semáforo'. Este equipamiento turístico fue proyectado hace más de una década, pero la falta de financiación ha impedido que sus salas vean la luz a día de hoy. Es una situación que el equipo de gobierno actual quiere cambiar, aunque no se marcan un plazo concreto. «Abrir las instalaciones requeriría una inversión cercana a los 300.000 euros», apunta el edil de Cultura, Manuel Hernández. Una cantidad de la que no disponen.

Su objetivo es intentar conseguir los fondos necesarios a través de ayudas europeas o una vez se haya reducido la deuda. «Cuando tenemos algo de margen, surgen otro tipo de actuaciones. Hasta que no tengamos una mayor holgura no podemos hacer nada», lamenta el concejal. A pesar de la falta de financiación, el edil de Cultura ha trabajado en los últimos años con varios profesores de la Universidad de Oviedo en este proyecto. Esta labor previa ha permitido al gobierno local para hacerse una idea de las posibilidades de la edificación. El siguiente paso sería contar con la inversión necesaria para llevar a cabo la redacción. La actuación supondría un plan integral, con el objetivo de aprovechar las ventajas turísticas del entorno.

La idea del centro de interpretación nació en 2003 cuando el por entonces equipo de gobierno pidió la redacción del proyecto a la Mancomunidad del Cabo Peñas. La inversión en ese momento superó los 600.000 euros. Fue entonces cuando se sacó adelante el Centro de Interpretación del Medio Marino de Peñas. «Eso lo anuló», explica Hernández. Años después se volvió a intentar recuperar la actuación. Se empezó a amueblar el interior; sin embargo tampoco salió adelante.

En 2014, la que fuera edil de Urbanismo, Charo García, anunció su «voluntad» de darle una nueva vida. Para ello, se propuso crear en la planta baja una cafetería con el fin de sufragar los gastos necesarios para sacar las obras de mejora adelante. El paso del tiempo había causado filtraciones y humedades en el interior. Con la llegada del PSOE hace dos años, Hernández se propuso recuperarlo. «Cuando entré me encontré con mapas, fósiles, paneles, minerales... Algunos estaban en buen estado, pero otros se habían estropeado debido a las filtraciones», recuerda. Una imagen que espera que cambie en un futuro.

Fotos

Vídeos