La reparación de la iglesia de Perlora, solo pendiente del dictamen de Patrimonio

El templo permanece cerrado desde el mes de mayo. / P. G.-P.
El templo permanece cerrado desde el mes de mayo. / P. G.-P.

El Ayuntamiento de Carreño también remitió el proyecto al Arzobispado en octubre para su supervisión

P. G.-PUMARINO CANDÁS.

La reparación de la cubierta de la iglesia parroquial de San Salvador de Perlora se encuentra únicamente pendiente del dictamen del Servicio de Patrimonio de Asturias y del Arzobispado. El Ayuntamiento de Carreño remitió a mediados del pasado mes el proyecto técnico a estas dos instituciones para su supervisión.

Según explicó la alcaldesa, Amelia Fernández, «en conversación la semana pasada con Vicente Pañeda, arcipreste que corresponde a Carreño, el asunto van a tratarlo en la comisión de valoración del Obispado para fijar la mayor ayuda posible. Por nuestra parte, el Ayuntamiento da por cumplidos los compromisos asumidos con el vecindario realizando el proyecto y remitiéndolo a la propiedad».

El edificio religioso sufrió en mayo un desplome parcial de su cubierta. Desde entonces, permanece cerrado, sin que se lleven a cabo oficios religiosos por razones de seguridad. Éstos se celebran en la iglesia de Albandi de manera provisional en tanto en cuanto no se acometan las obras de reparación.

Inicialmente, la inversión que será necesaria para costear la renovación de toda la cubierta es de 130.000 euros. A la espera de la evaluación que se realice desde el Arzobispado para contribuir económicamente a las obras, el resto del desembolso económico tendrá que efectuarse con cargo a los feligreses y entidades particulares.

Tras el hundimiento, en la primera inspección -que fue encargada a la firma local Construcciones y Reformas, Cosomi, S. L.- se pudo constatar que la causa del derrumbe fue un deterioro general del entramado de madera que sirve de soporte a la cubierta.

Por esta razón, se consideró que la única solución para garantizar la estabilidad sería su renovación completa. Ahora los feligreses confían en que los trámites pendientes se solucionen cuanto antes con el fin de recuperar los oficios religiosos en su localidad.

Fotos

Vídeos