Retiran ocho toneladas de plástico del mayor vertedero pirata de Cabranes

Un trabajador municipal limpia la zona con una excavadora y deposita el plástico en un contenedor. / G. F.
Un trabajador municipal limpia la zona con una excavadora y deposita el plástico en un contenedor. / G. F.

Tres trabajadores tardan dos días en limpiar El Cantil, primer objetivo del plan municipal para erradicar los basureros ilegales del concejo

ALICIA G.-OVIES SANTOLAYA.

El Ayuntamiento de Cabranes ha declarado la guerra a los vertederos ilegales que se extienden por el concejo y se ha marcado como objetivo acabar con todos. El primero que ha erradicado es el de mayores dimensiones. Se conoce como El Cantil, por el barrio donde se ubica. Es una parcela de monte de fácil acceso, por su proximidad a la carretera AS-255 que estaba llena de basura. Según el alcalde, Gerardo Fabián, «su localización hacía que fuera un foco constante de gente que se acercaba en coche para tirar desperdicios de forma ilegal, rápida y sin ser vistos por los vecinos. Por todo esto, fue creciendo de forma incontrolada».

Tres trabajadores del Ayuntamiento fueron los encargados de limpiar la zona para volver a dejarla en perfectas condiciones. Tardaron dos días en retirar todos los desperdicios que había en El Cantil, a pesar de contar con la ayuda de una excavadora. En total, recogieron ocho toneladas de plástico que depositaron en un gran contenedor, que ahora enviarán para ser tratadas de forma correcta en el Centro de Tratamiento de Residuos de Asturias, gestionado por el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa).

En la actualidad, el equipo de gobierno tiene controlados otros tres vertederos de gran tamaño, a los que hay que sumar otros más pequeños. «Nuestra intención es eliminarlos todos lo antes posible», reiteró Fabián. Para ello, han puesto en marcha varias investigaciones en colaboración con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) para encontrar a las personas que depositan la basura sin autorización y sancionarlas conforme a la legislación actual.

El proceso es igual en todos los casos. El Ayuntamiento, tras localizar un vertedero, informa al Seprona, cuyos técnicos registran con fotos los restos depositados. Comienza entonces una importante labor en busca de pistas para localizar a los culpables. «Puede ser un mueble que venga con el nombre del fabricante, por ejemplo, todo vale», indica el alcalde, según quien, «esos pequeños detalles son los que les permitieron hace unos meses encontrar a uno de los responsables». En estos casos, se abre un proceso judicial, donde el juez tiene la última palabra.

La reforma del Código Penal de 2010 en materia de protección del medio ambiente incorporó los artículos 325 y 328 para adaptarse a la normativa de la Unión Europea, donde aparecen varios supuestos castigados por la vía penal. En este sentido, las sanciones varían entre los 600 euros, cuando el caso se considera leve, hasta poder superar el millón de euros, en las infracciones muy graves cuando se trata, por ejemplo, de un caso de vertidos peligrosos o altamente contaminante. «Se llegan incluso a establecer penas de prisión», advierte el alcalde de Cabranes.

Los vertederos ilegales suponen un peligro para el medio ambiente, al no contar con las condiciones de salubridad necesarias y encontrase a merced de las condiciones meteorológicas, sobre todo en caso de vertidos tóxicos. Sin dejar de lado los olores y los numerosos animales que atraen. Además, pueden llegar a tener riesgo de incendio. Los restos de plástico, muebles, electrodomésticos y ropa vieja son algunos de los restos más comunes en estos basureros, que suelen ser difíciles de localizar y también de eliminar.

Nuevo punto limpio

Para intentar frenar la presencia de estos focos de suciedad pirata, muy presente en distintos puntos del municipio, el Ayuntamiento ha instalado un nuevo punto limpio con contenedores de recogida selectiva en el vivero de empresas de Santolaya. El recinto ya cuenta con una zona cerrada donde los vecinos pueden depositar muebles y otros enseres de gran envergadura. Para poder hacerlo deben llamar previamente al Consistorio y un operario les abrirá las puertas. Los nuevos depósitos se encuentran en una zona abierta, justo a la entrada, para facilitar la recogida de basura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos