Roban en la casa de una mujer de 74 años de Quintueles cuando estaba sola

Villaviciosa

La mujer, de nacionalidad rumana, se llevó 150 euros al comprobar que la vecina, con problemas de movilidad, no estaba acompañada

E. R. QUINTUELES.

María Soledad Martínez, 'Marisol, la de Tano', se llevó ayer uno de los peores sustos de su vida. Esta vecina del camino de San Clemente de Quintueles oyó cómo ayer, pasadas las doce del mediodía, llamaban a su puerta. Una mujer, que superaba la treintena y de nacionalidad rumana, le pidió ayuda para niños con necesidades y, al comprobar que Marisol, de 74 años y con problemas de movilidad (utiliza un andador) se encontraba sola en ese momento, entró directamente en la vivienda y se dirigió a su habitación, una de las primeras estancias de la casa nada más acceder a ella. Tras revolver tres cajones, encontró una caja donde Marisol guardaba dinero bajo unos jerseys. Se llevó lo que había: 150 euros.

Mientras tanto, presa del miedo, Marisol empezó a gritar y a pedir auxilio. Pero al percatarse de que tampoco en ese momento había vecinos alrededor que la pudieran ayudar, apretó el botón del servicio de teleasistencia de Cruz Roja, al que alertó inmediatamente de que estaba siendo víctima de un robo. Ellos fueron los encargados de dar aviso a su hija Yolanda y a la Guardia Civil.

La autora del robo no había acudido sola a la vivienda. Le acompañaba un hombre, también de nacionalidad rumana, que se había quedado a esperarla en un coche de color claro. Conocedora de que los agentes ya habían sido avisados, salió inmediatamente de la vivienda, se subió al automóvil y la pareja salió huyendo.

Una vez avisada, su hija Yolanda también salió con el coche en busca de la pareja, de la que su madre ya le había dado algunas descripciones. Pero su intento fue en vano.

Al extenderse después la noticia del suceso, los vecinos comentaron que estos días de atrás ya habían visto merodear a una pareja por los alrededores reclamando ayuda para otras causas. De hecho, una residente apuntó que esa misma mañana también habían llamado a su puerta. A Marisol, muy conocida en el pueblo por ser viuda de Tano -organizador de las fiesta de las carrozas y que falleció hace cinco años- la encontraron «emocionalmente muy afectada y muy asustada». La Guardia Civil ha pedido a los vecinos que ante cualquier actitud sospechosa den la voz de alerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos