Roban la recaudación de las tragaperras del bar La Churrería en minuto y medio

Los ladrones reventaron una de las lunas del local. / MARIETA
Los ladrones reventaron una de las lunas del local. / MARIETA

Los ladrones reventaron de madrugada una de las lunas del la cafetería de la avenida José Fernandín y reventaron las máquinas para llevarse el dinero

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

La recaudación de las máquinas tragaperras es un botín suculento para los ladrones. Ayer los dueños del bar La Churrería de Piedras Blancas pudieron comprobarlo. Los ladrones entraron en su establecimiento, destrozaron las máquinas y lograron llevarse todo el dinero acumulado que había en ellas. Se trata de un asalto rápido, que no les llevó más de minuto y medio.

La cafetería está ubicada en la avenida de José Fernandín, en la carretera que cruza Piedras Blancas. Los cacos utilizaron la tapa de una alcantarilla, situada frente a la entrada del bar para reventar una de las lunas laterales del local. La alarma saltó sobre las cuatro de la mañana y aunque cuentan con el dispositivo, fue la madre del dueño de la cafetería, que vive en el mismo edificio, quien le llamó por teléfono al oír el fuerte ruido. Inmediatamente este se trasladó al local, aunque los cacos ya habían huido.

Los ladrones rompieron el cristal que daba acceso directo a las máquinas tragaperras. Una vez dentro se enseñaron con estas hasta reventarlas para poder abrirlas y llevarse el botín. Cuando se dio aviso a la Policía Local los cacos ya habían huido. «Fue todo muy rápido, van a lo seguro», explicaba ayer el propietario de La Churrería, que acudió a primera hora de la mañana al cuartel de la Guardia Civil para presentar la pertinente denuncia.

El bar pudo abrir con relativa normalidad por la mañana. Hasta él se acercaron los clientes habituales, que tuvieron que compartir café con los técnicos que acudieron a reparar las máquinas. Mientras, el dueño presentó la reclamación al seguro para que este se haga cargo de los desperfectos e instale una nueva luna, que durante el día estuvo tapada con un cartón. «No es la primera vez que nos roban, al contrario, es la cuarta y siempre van a por lo mismo», lamentaba el propietario.

Aunque la Policía Local fue la primera en recibir el aviso y personarse, estos trasladaron las diligencias a la Guardia Civil de Piedras Blancas, que es quien se encargará a partir de ahora de la investigación para intentar dar con los causantes de los destrozos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos