Rodiles, de las playas más accesibles

El profesor maliayo, Adrián García (con pantalón verde), durante una clase de gimnasia saludable. / E. C.
El profesor maliayo, Adrián García (con pantalón verde), durante una clase de gimnasia saludable. / E. C.

Los usuarios de una empresa de material para discapacitados eligen al arenal maliayo como el segundo de Asturias sin barreras

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Rodiles es la segunda playa más accesible de Asturias, por detrás de Los Quebrantos (Soto del Barco), según los usuarios de la empresa madrileña ThyssenKrupp Encasa, especializada en la construcción de sillas salvaescaleras. El Ayuntamiento de Villaviciosa ha ido mejorando y adaptando los servicios durante los últimos años para acondicionarlos a todo tipo de usuarios. Sin ir más lejos, este año estrenaban un autobús lanzadera con una plaza para personas con movilidad reducida. Una medida, que obligó al Consistorio a realizar obras en la parada del autobús lanzadera para que sea posible la bajada del vehículo mediante una rampa.

La presidenta de la Asociación Raitana, Zoila García, valoraba ayer positivamente estas mejoras. También los baños adaptados que se han instalado cerca de la parada y que disponen de duchas. «Están muy bien», aseguraba. El arenal cuenta, además, con un anfibuggy, un vehículo para facilitar el baño a las personas con movilidad reducida al que se suma el préstamo gratuito de muletas especiales, a cargo de la Asamblea Local de Cruz Roja Villaviciosa. La propia entidad buscaba a principios de la temporada estival voluntarios para poder llevar a cabo este servicio. «Solo hay una persona y a veces para trasladar a alguien es insuficiente», afirmó García.

Ella acudió ayer a disfrutar del arenal con su nuevo scooter eléctrico. Al realizar la senda hasta Misiego se encontró con que varios de los tablones de la pasarela estaban rotos, impidiéndole continuar. «Por suerte pasaron una madre con su hija y me ayudaron. Yo puedo levantarme y di la vuelta, pero alguien que vaya en silla de ruedas se queda allí», criticó. Y lamentó que los caminos no lleguen, por lo menos, hasta la mitad del arenal. «Me gustaría poder ir a la orilla», dijo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos