«No habrá una ruptura con la política de Javier Fernández»

«No habrá una ruptura con la política de Javier Fernández»

R. A. AVILÉS.

Iván Fernández se ha convertido en estos últimos meses en una de las caras más visibles del socialismo asturiano. Sanchista convencido, fue una de las figuras clave en la campaña de Adrián Barbón y acaba de ser nombrado secretario de Política Municipal de la FSA.

-Dentro de su partido, hizo una apuesta fuerte y le salió bien.

-Siempre sale bien cuando estás convencido de ello. En política llega un momento en el que hay que apostar por las convicciones o por las conveniencias, y aunque había gente que me decía que no me quemara, estaba convencido de que tenía que dar el paso que di.

-Va a abandonar la secretaría general del partido en Corvera pero, ¿se ve dejando la alcaldía?

-En realidad lo que hago es no volver a presentarme, y no contemplo dejar la alcaldía. Tengo un compromiso con los vecinos hasta el 2019 y lo voy a cumplir.

-¿Y luego?

-Aún quedan muchas variables por despejar.

-¿En qué situación está el partido? Aún hay heridas abiertas.

-La Federación Socialista Asturiana ha demostrado que es la organización política con más fuerza y más músculo de Asturias. Hemos participado en un proceso de primarias más de 5.000 personas. Invito a comparar con la gente que participa en los procesos de otros partidos, incluso de Podemos, que dicen que son el adalid de la participación. Y ahora nuestro reto es poner esa energía a disposición de Asturias, y yo creo que lo vamos a conseguir.

-Pero la investidura de Rajoy y la salida de Pedro Sánchez aún duelen.

-Es que esa fue una decisión dolorosa para todo el mundo, incluso para los que la defendían, aunque pensaran que era la mejor de las posibles. Otro sector, entre los que me encuentro, entendíamos que un partido puede perder votos, pero no la credibilidad. Parto de la base de que no hay compañeros en el PSOE a los que les guste que gobierne Rajoy.

-¿Es posible recuperar la unidad? Parece que hay mucho trabajo por delante.

-Ya la estamos recuperando. En estos meses se está consiguiendo. Y las encuestas dicen que antes de este proceso éramos tercera fuerza por debajo del 20% y ahora que somos segunda fuerza por encima del 25%. Hemos asumido que las primarias ya pasaron.

-Usted acaba de asumir la secretaría de Política Municipal, con muchas agrupaciones descontentas con la anterior gestión. ¿Por dónde pasan los planes?

-Me tocará coordinar los grupos municipales. Hemos creado dos secretarías para ayudar a los pequeños municipios y a los grupos en la oposición, porque la vocación del PSOE es de gobierno. Hay que prepararse para ser una oposición seria y responsable y convertirse en alternativa de gobierno donde no lo somos, y mantener las alcaldías que tenemos.

-El PSOE sigue siendo el gran partido de Asturias, sobre todo a nivel municipal, pero a menudo en una situación complicada.

-Tenemos 48 alcaldías de 78 municipios. No me cambiaría por otro partido. El reto es seguir cohesionando el partido, pero que nadie piense que estamos heridos de muerte. Estamos fuertes y lo vamos a demostrar en los próximos meses.

-¿Cuáles serán sus primeras medidas?

-Coordinar las secretarías de área y estar en contacto con los representantes en la Federación Asturiana de Concejos para que el municipalismo resuelva sus problemas.

-¿Cuáles son los prioritarios?

-Tenemos que resolver el problema de la financiación. Se está produciendo un corralito en toda regla. Mientras el Estado y las autonomías tienen capacidad de endeudarse y lo incumplen, nosotros generamos superávit, que queremos que redunde en mejoras para nuestros municipios, pero no se puede. Y es de justicia.

-¿Qué más tiene en la agenda?

-Tenemos que ver qué pasa con los planes de empleo, impulsar los consorcios, los mecanismos de trabajo coordinados y colectivos.

-¿Habrá una ruptura con la etapa de Javier Fernández?

-No. Lo que tenemos que hacer es cumplir el programa del año 2015. Javier Fernández, como presidente del Principado, es un activo de los socialistas asturianos.

-Pero hay un nuevo equipo con otro espíritu.

-Lo que ocurre es que , aprovechando que Javier Fernández dijo que no se presentaría, aprovechamos para darle un nuevo impulso a la FSA, hacerla más participativa y con más presencia en la calle, sin entender eso como una crítica, sino como algo que va a servir para fortalecer el partido y cohesionarlo.

-¿Hay tiempo hasta 2019?

-Hay tiempo, aunque no es algo que se haga de un día para otro. Pero hay que conseguir que este partido este mejor cada día.

-Había dos agrupaciones con gestoras: Mieres y Gijón. En Mieres dimitió y en Gijón está José María Pérez, ¿se le va a mantener hasta el congreso?

-Las gestoras están recogidas en los estatutos, y lo que hay que hacer es que los compañeros escojan en un congreso a quien quieran. Ahora hay unos plazos para convocar los congresos locales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos