Salinas se llena de Longboard

La familia Rodríguez Marina, recién llegada de Canarias. / MARIETA
La familia Rodríguez Marina, recién llegada de Canarias. / MARIETA

La organización estima que el número de acampados alcanzará los 6.000 | Miles de personas disfrutan de la primera jornada del veterano festival surfero, que se prolongará hasta el domingo

J. F. GALÁN SALINAS.

Salinas se llena de surf, de tablones, autocaravanas y gente con ganas de pasárselo bien. A primera hora de la mañana de ayer, jornada de apertura, encontrar aparcamiento ya resultaba difícil y a medida que avanzaba el día se convertía en tarea poco menos que imposible. Sobre todo en el tramo final de la calle Pablo Laloux, a la altura de El Espartal, protegido por barreras antiatropello. Es el epicentro del Longboard Festival, la gran fiesta de Salinas, un acontecimiento lúdico y deportivo que cada año va a más. La organización estimaba en 3.000 el número de personas que a media mañana de ayer ya habían instalado su tienda o su autocaravana en la zona de acampada, y el grueso estaba por llegar. «Creo que vamos a llegar a las seis mil, el doble que el año pasado», decía con tono de satisfacción Pepe Hevia, el organizador.

El perfil de los acampados es de lo más variado, desde grupos de jóvenes hasta familias, padres que ya caminan por la cuarentena o la cincuentena que se mantienen fieles al surf y a su espíritu. Una de ellas es la familia Rodríguez Marina, David, Luz y sus dos hijos, Lucía y Joel, recién llegados desde Canarias. «Unos amigos nos hablaron maravillas de este festival y aquí estamos», con su autocaravana. «Mi hijo y yo cogimos el ferry hasta Cádiz y subimos por carretera, y mi marido y mi hija llegaron en avión», explican. «El ambiente es muy bueno», percibía David, profesor universitario y surfista. Además de a pasárselo bien, los cuatro vienen a competir, cada uno en su modalidad.

Bruno Alabau es todo un personaje en el mundo del surf. Seleccionador nacional durante años, miembro del Comité Olímpico Español, vicepresidente de la Federación Española de Surf y director comercial de la Cadena Cope en La Coruña, llegó a Salinas acompañado de sus hijos Jorge y Sergio. «Ya estuve aquí en la primera edición, en 2003, y sí, el festival ha evolucionado mucho, para mejor. Entonces éramos unos treinta y ya ves cómo está esto ahora», exclamó mientras señalaba la zona de acampada. Se define como un 'longboard', «gente peculiar», y también va a competir. «Faltaría más», corrobora.

«Venimos desde Canarias, unos amigos nos hablaron maravillas de este festival»

La edición número dieciséis presenta novedades. Así, se ha recuperado un tramo del paseo de Salinas, en el que se han instalado una veintena de carpas de tiendas especializadas, y se habilitado una nueva zona de acampada, una finca de 10.000 metros cuadrados situada en El Pinar, en la parte posterior del instituto. Es la 'zona Thunder'. Allí se sitúa el escenario y el montaje que hasta ahora se levantaba a la altura del Espartal, zona en la que habitualmente se concentraba el público más joven. Cuenta con programación propia, y el acceso se regula mediante abonos.

Los dos escenarios principales se mantienen en Pablo Laloux, la 'zona Malibú', y han quedado cubiertos bajo una gran carpa con capacidad para unas 3.000 personas en la que también se ubica el mercadillo. Otra novedad es que el festival cuenta con un hotel, un camión con seis habitaciones aparcado en la zona de acampada de la calle Pablo Laloux.

En el plano deportivo la competición reúne a 250 participantes en distintas categorías. La reina es la Expression Session, por invitación, en la que participan diecisiete surfistas del top ten mundial de ocho nacionalidades diferentes, desde Estados Unidos hasta Nueva Zelanda, Francia o Brasil, y un español, el joven avilesino Nico Fernández, toda una promesa que se las verá cara a cara con los mejores. Los pronósticos meteorológicos son favorables, olas de hasta dos metros de altura, ideales para el longboard, tablas de al menos nueve pies de longitud.

Y en el lúdico, hoy viernes actúan los Ticky Phantoms, Los Benturas y The Longboards. La cabeza de cartel, Los Coronas, queda para mañana sábado junto a TrashTornados y Dear Audrey, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos