Seis años sin mariscar en la ría

Última suelta de almejas realizada por los mariscadores en la ría maliaya hace un mes. / A. G.-O.
Última suelta de almejas realizada por los mariscadores en la ría maliaya hace un mes. / A. G.-O.

Representantes del sector se encuentran en negociaciones con el Ayuntamiento para evitar el juicio marcado para el 10 de abril de 2018Los pescadores siguen sin ver cercana la apertura del estuario de Villaviciosa

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Un 18 de noviembre de hace seis años, los mariscadores de la ría de Villaviciosa recibían una de las peores noticias posibles: el estuario quedaba clausurado de forma indefinida hasta que los niveles de contaminación, procedentes de los vertidos, disminuyeran. El Gobierno regional, en ese momento en manos del PP, decidió tomar esta decisión tras los últimos análisis realizados, que arrojaban una cifra de 50.000 unidades de la bacteria E.coli por gramo. Una situación que parece no haber mejorado desde entonces y que impide a los pescadores ver el final del túnel y volver a vivir de la ría.

Hace un mes, la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, a través de la Dirección General de Pesca Marítima, llevaba a cabo la segunda siembra de almejas de este año. Una ocasión que los mariscadores utilizaron para reivindicar su trabajo y solicitar, una vez más, que se tomen las medidas necesarias por parte de las administraciones para poner fin a esta situación. «Pedimos volver a vivir de la ría como hacíamos antes», afirmaron, a la vez que reconocieron los mariscadores que «ni tenemos esperanzas ni nos las dan, no vemos solución».

Un futuro incierto que comenzó en 2012 y al que se ha unido el litigio que los mariscadores tienen abierto contra el Ayuntamiento de Villaviciosa al que reclaman el pago de las compensaciones ante el cierre del marisqueo en la ría. En principio, y si no alcanzan un acuerdo -están en negociaciones-, el juicio se celebraría el 10 de abril del próximo año.

La principal solución pasa por la implicación de las administraciones. El Principado trabaja en la última fase del saneamiento de la margen derecha del estuario, mientras que el Gobierno Central todavía no ha tomado las riendas de la margen izquierda. El propio alcalde, Alejandro Vega, reconoció, coincidiendo con el galardón a Poreñu como Pueblo Ejemplar, que «la ría sigue enferma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos