Los socorristas denuncian la «falta de respeto» a las normas de baño

Puesto del servicio de Salvamento en Bayas.
Puesto del servicio de Salvamento en Bayas. / MARIETA

Los rescates por bañarse con bandera roja o fuera de la zona habilitada se incrementan con respecto a otros años

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El servicio de Salvamento en Playas de Castrillón denuncia la «falta de respeto de algunos bañistas» por las normas de seguridad en el baño, que han derivado en varias intervenciones de los socorristas. En los dos meses de servicio ya se han llevado a cabo treinta rescates, la mayoría realizados mientras ondeaba la bandera roja o por baños fuera de la zona habilitada para ellos.

Los socorristas insisten en la necesidad de seguir las indicaciones de Salvamento y de tener en cuenta la normativa. «Es necesario cumplir con las advertencias, se trata de mejorar la seguridad porque desoyéndolas no solo se ponen en peligro los bañistas, sino que también se juegan la vida los socorristas que han de entrar en el mar en malas condiciones», recalcó la concejala de Interior, Mar González.

La ordenanza de playas regula todas las normas de seguridad y baño en los arenales y contemplan varias sanciones para este tipo de infracciones. Así, no atender a los requerimientos de Salvamento o bañarse fuera de la zona de baño es considerado una falta leve. Al contrario, hacerlo ondeando bandera roja es una infracción grave, por lo que la multa puede ascender de los 151 euros a los 600. «Faltar a la autoridad de los socorristas también es sancionable y ya se han puesto multas por ello. Intentamos evitarlo apelando a la concienciación de los bañistas, pero este año son muchos los que se lo están saltando», recalcó la edil de Interior.

El color de las banderas indica el estado del mar y debería ser una norma de cumplimiento por parte de todos los visitantes a las playas. «Han llegado a llamar a la Policía Local para quejarse de que colgasen la bandera roja en San Juan de Nieva, pidiendo que la quitásemos o que pusiésemos zona de baño. Insistimos en que no es un capricho, es un indicativo de lo inseguro que es meterse en el mar en esas condiciones», recalcó González.

Además de las intervenciones para rescatar a bañistas, los socorristas tuvieron que hacer frente a 25 situaciones de desorden público o seguridad ciudadana, que en su mayoría tuvieron lugar en la playa de Bayas y en la de Santa María del Mar. «Esperemos que el resto del verano sea más tranquilo y los bañistas hagan caso de las indicaciones», comentó la concejala.

Fotos

Vídeos