Sonidos que dan personalidad a la gaita asturiana

Un grupo pasea por el mercado del festival, ubicado en el parque El Pelambre. / A. G.-O.
Un grupo pasea por el mercado del festival, ubicado en el parque El Pelambre. / A. G.-O.

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La ornamentación musical es el adorno, un grupo de notas que le dan personalidad a una interpretación. Casi todos los músicos la realizan en algún momento de su trayectoria, pero la diferencia está en la calidad técnica y artística. Esos pequeños detalles fueron los que explicó ayer Balbino Menéndez, profesor de la Escuela de Música Tradicional de Oviedo, durante un taller en el Centro Cultural Capistrano enmarcado en el XII Festival Internacional de Gaita de Villaviciosa. «En la gaita asturiana hay adornos que el 99% de los gaiteros realizan cuando llegan a un punto de la canción», aseguró.

Con la ayuda de una flauta, el escritor del manual 'La ornamentación na gaita asturiana', demostró la mejor manera de tocar adornos como el vibrato. «La ornamentación es un producto de agilidad y expresividad, pero también ayuda a resaltar ciertas partes de la melodía», afirmó. Así, puede suplirse la carencia de silencio en el instrumento o la imposibilidad de realizar llanos y agudos. Asimismo, explicó, «contribuye a la memoria musical y a evitar ambigüedades».

Una de las críticas que recibe esta técnica es la limitación que provoca, algo con lo que Menéndez no está de acuerdo. «Utilizándolo en el momento adecuado no tiene por qué pasar. Hay momentos donde la música no evoluciona porque se quedan anclados en la partitura», afirmó.

El programa del festival cuenta con varias actividades enfocadas a la parte didáctica de la música. En la jornada de ayer, además de la de Menéndez, se incluía un concierto de gaita irlandesa que iba a protagonizar el músico Borja Baragaño. Sin embargo, finalmente tuvo que ser suspendido por retrasos en los vuelos, ya que el músico llegaba ayer desde Madrid. Hoy, a las 10 y 18 horas, habrá una taller de fabricación de payueles en el Ateneo Obrero.

Durante todo el fin de semana, el Pelambre se llenará, además, con el sonido de las gaitas. El mercado del festival, en el que pueden encontrarse joyas, dulces o ambientadores, está amenizado por varios miembros de la Banda de Gaitas de Villaviciosa. Hoy, las siete bandas participantes en esta edición recorrerán, a partir de las 17 horas, varias calles de la villa para darse cita en el parque donde tendrán lugar las actuaciones.

Fotos

Vídeos