Suárez avala la deuda con la Mancomunidad con su cargo de alcalde

El alcalde, Jorge Suárez. / P. G.-P.
El alcalde, Jorge Suárez. / P. G.-P.

El Ayuntamiento de Gozón anuncia que ya adelantó 98.448 euros para el pago de los atrasos por los servicios de la piscina de Antromero

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

Jorge Suárez ofreció ayer su cargo de alcalde como aval para abonar la deuda pendiente de Gozón con la Mancomunidad del Cabo Peñas, que ronda los 150.000 euros. Así lo expuso ante la junta de concejales celebrada ayer. Y para reforzar esta decisión adelantó que mediante una resolución de Alcaldía, el Ayuntamiento efectuó un ingreso ya de 98.448 euros como adelanto de las cuotas de este año. Esta partida estará destinada a pagar una parte de la deuda contraída con las empresas que prestan servicio en la piscina mancomunada de Antromero. De esta manera, el alcalde de Gozón responde a las exigencias de su homóloga de Carreño, quien pone como condición para aceptar el relevo en la presidencia de la Mancomunidad la liquidación de la deuda.

Horas antes de la celebración de esta junta, el coordinador general de IU en Asturias, Ramón Argüelles, lanzó un llamamiento en defensa del futuro de la unión de concejos de Carreño y Gozón. Junto a los portavoces de este partido en ambos concejos y la secretaria de Política Municipal de IU, Gabriela Álvarez, hizo hincapié en la importancia de los servicios que presta el ente supramunicipal y consideró «que sería muy difícil que los ayuntamientos pudieran ofrecer estos servicios por separado». Respecto a la crisis abierta por la negativa de la alcaldesa de Carreño de aceptar el relevo en la presidencia, Argüelles manifestó que «es una pena porque el riesgo de perder estos servicios es grande y lo que se debe evitar en estos casos son los enfrentamientos y menos causados por los intereses de los partidos políticos que no debe servir para separar a dos municipios que toda la vida llevaron muy buenas relaciones».

Las declaraciones del coordinador general de IU también tuvieron respuesta por parte del portavoz del PSOE de Carreño, Gabriel Rodríguez. Según dijo, «pretender hacer creer que el futuro de la Mancomunidad se garantiza a través de un cambio en la presidencia que es cuanto menos un ejercicio de demagogia. Los servicios que se prestan a los dos ayuntamientos tienen un coste y la responsabilidad tiene que ser compartida de igual forma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos