Tazones, lista para recibir a Carlos V

Las calles y balcones de Tazones han sido adornadas con redes de pesca. / A. G.-O.
Las calles y balcones de Tazones han sido adornadas con redes de pesca. / A. G.-O.

La parroquia lleva días preparándose para la visita del emperador con un gran programa de actividades y las calles decoradas

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Nervios. Prisas. Retoques de última hora. Los vecinos de Tazones llevan días preparándose para que todo esté perfecto en el desembarco del emperador Carlos V, quien pisará hoy tierras maliayas. Balcones decorados, trajes listos. La parroquia viajará hoy a quinientos años atrás. A ese día de 1517 en el que, por una casualidad, la localidad de Villaviciosa pasaría a la historia cuando el que sería nombrado rey de España atraca en costas asturiana, al ser desviado de su destino por una tormenta. 37 años llevan realizando esta recreación histórica, aunque la de hoy es una fecha especial e irrepetible.

Nada queda ya por preparar. Los puestos están instalados, las calles vestidas para la ocasión, los trajes esperando en las perchas. A mediodía, el grupo Acibreira inaugurará con su animación musical una jornada intensa. Talleres de pesca, azabache, cestería... Las calles de Tazones se llenarán de vida, de música. Sus vecinos, ataviados con ropajes de la época, recibirán a los visitantes para animarlos a introducirse en la historia de Asturias. Para enseñarles cómo eran las luchas de caballeros o los bailes tradicionales.

Los nervios se irán acumulando con el paso del día hasta que a las 19.30 horas uno de los vecinos atisbe en la lejanía un gran flota que se dirige hacia el puerto maliayo. Dispuestos a defender su hogar, los vecinos comprobarán entonces que su visitante no es otro que Carlos de Gante quien, para la ocasión, vestirá un traje de líneas muy marcadas, con pieles y colores muy vistosos. Una obra de la diseñadora Azucena Rico, que casa a la perfección con los zapatos diseñados por Alfonso Martínez, que reproducen los que habría llevado en realidad.

Las autoridades se acercarán a recibirlo y habrá un gran desfile por las calles. Una de las novedades de este año es la representación militar, de armas y formaciones del siglo XVI a cargo de Tercio Compañía de Cristóbal de Mondragón, de Medina del Campo.

Aparcamientos

La recreación llenará cada rincón de Tazones. Para evitar atascos, la organización ha habilitado un aparcamiento en Oles, con autobuses continuos desde las 12 horas hasta medianoche. También habrá servicio desde Villaviciosa. El ambiente allí no ha sido muy distinto. Los trabajadores se afanaban ayer por dejarlo todo listo para mañana, cuando el emperador llegue a la capital maliaya. Los balcones, al igual que en Tazones, han sido decorados y el casco urbano luce banderas especiales para la ocasión. Incluso desde Contraste Teatro han repartido a lo largo de la semana, trajes entre los vecinos para que cada rincón se vuelque con el recibimiento a Carlos V, cuyo primer acto será acudir a una misa en la iglesia de La Oliva.

El casco histórico, el Consistorio, la plaza del Ecce Homo o la de Obdulio Fernández, pocos son los puntos de la localidad que no tendrán alguna actividad a lo largo del día. Visitas guiadas, animación musical, talleres o danza renacentista. El Ayuntamiento, en colaboración con Contraste Teatro, ha elaborado un amplio programa de actividades que culminará a las 21 horas con la llegada y audiencia al emperador en la Casa de los Hevia,donde se han agotado las reservas para las visitas teatralizadas con más de dos días de antelación.

Un derroche de color, alegría y dedicación para conmemorar un acto que, a pesar de tener lugar hace quinientos años, será recordado por los maliayeses como el día en que Tazones y Villaviciosa pasaron a formar parte de la historia de España al recibir e Carlos V en su primer viaje a la península.

Fotos

Vídeos