Tensa convivencia con los perros

Los bañistas se quejan de que los animales van sueltos.
Los bañistas se quejan de que los animales van sueltos. / MARIETA

Por segundo año, el playón de Bayas acoge canes en verano rodeado de polémica | Ayuntamiento y usuarios reclaman a los dueños de animales que respeten las normas y censuran los actos vandálicos contra el mobiliario urbano

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El playón de Bayas acoge este verano, por segundo año consecutivo, a los perros en su arenal y no lo hace exento de polémica. Desde que se aprobara la ordenanza de playas municipal que permite el acceso de los canes durante todo el año a la playa se han sucedido las quejas de vecinos y bañistas, a las que ahora se suman las del propio Ayuntamiento.

Los vecinos mantienen su negativa a que los perros entren en la playa y alegan los numerosos incumplimientos por parte de los dueños de los animales. La mayor parte de las denuncias se centran en que los perros se encuentran sueltos o fuera de la zona reservada para ellos. «Cuando se ponen unas normas siempre hay personas que se las saltan y para eso están las sanciones. Este verano ya se han puesto varias por no llevar a los perros atados», destacó la concejala de Interior, Mar González.

La ordenanza establece una serie de requisitos que, de no ser cumplidos, conllevan acarreadas multas. En el caso de estar fuera del área fijada para los animales o llevarlos suelos se considera una falta leve, que puede conllevar una multa de 50 a 150 euros para los dueños de los perros. «Los socorristas advierten e informan cuando ven a usuarios que no respetan las normas y si estos hacen caso omiso a las advertencias es cuando se llama a la Policía. Tanto este verano como el pasado se han puesto sanciones siempre que se identifica a los que infringen la norma tal y como viene recogido en la Ordenanza de Playas», apuntó González.

El verano comenzó con pintadas en la cartelería y un robo en la caseta de socorrismo

No es sencillo tramitar estas sanciones porque «no siempre se puede identificar a los propietarios. En muchas ocasiones cuando los agentes llegan ya se han ido. Pero no es cierto que no estemos haciendo nada, todo lo contrario». A los problemas de convivencia con los perros se suman los actos vandálicos.

El verano ha comenzado también con varios actos vandálicos que han afectado al mobiliario urbano instalado por el Consistorio para esta temporada. El pasado martes amanecía pintada con spray naranja la cartelería que refleja las normas de uso de la zona habilitada para perros. A ello se suma que los vándalos entraron a robar en la caseta del servicio de Salvamento, rompiendo una de las ventanas de la misma. «Los vecinos se quejan de que los usuarios no respetan las normas pero tampoco pueden verlas si los vándalos las rompen cada dos por tres. No podemos hacer más inversión en eso, debería haber más civismo», recalcó la edil de Interior.

Sistema dunar

Otra de las polémicas surgidas este último año y que se ha reavivado con la llegada del verano es el acceso de algunos animales y personas al sistema dunar de Bayas, protegido como Monumento Natural. El Ayuntamiento encargó el año pasado un estudio al técnico de Medio Ambiente de la Mancomunidad para valorar el estado de las dunas tras la temporada alta.

«El informe determina que no se detectaron daños en el sistema dunar ni en el arenal. Estamos en lo mismo siempre hay gente que se lo salta pero no es la norma general, eso hay que dejarlo claro», recalcó Mar González, que insistió en que «se han tomado todas las medidas necesarias y se ha modificado la ordenanza para proteger más aún el sistema, tal y como acordamos con Recursos Naturales del Principado».

Por último, el Ayuntamiento descarta la posibilidad de abrir otros arenales a los animales en verano. «Se hicieron diversos estudios antes de decidir que sería Bayas, seguimos creyendo que es la mejor playa para este uso, tanto por la afluencia que tiene como por su extensión, que da lugar a varios usos sin entorpecerse unos a los otros», analizó Mar González.

Los problemas de tráfico en la playa también han generado críticas, la edil de IU insiste en que «la Policía Local acude cuando puede, y este verano en mayor medida debido a que se ha reforzado la plantilla, pero lo que nos vamos es a desatender una competencia propia para dar cobertura a una vigilancia que no nos corresponde directamente. No es lavarse las manos, se llama asumir competencias».

Fotos

Vídeos