El valor de lo tradicional

Los puestos se instalan en el aparcamiento anexo a las piscinas. /JOSÉ PRIETO
Los puestos se instalan en el aparcamiento anexo a las piscinas. / JOSÉ PRIETO

La Feria de San Isidro congrega una veintena de hortelanos y artesanosUna muestra de bonsáis y de sillas de montar completan la exposición ubicada junto a las piscinas de Piedras Blancas

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

La huerta y los oficios tradicionales tienen un sitio privilegiado este fin de semana en Piedras Blancas. La Feria de San Isidro abrió ayer sus puertas en el aparcamiento anexo a las piscinas con el objetivo de realzar las tradiciones asturianas ligadas al campo y a la madera.

Tres espacios marcan, un año más, las fiestas. Por un lado la carpa bajo la que se exponen y venden los productos y artesanías, por otro la muestra ganadera y por otro la zona de ocio, donde durante todo el fin de semana actuarán las orquestas. La Feria del Campo cuenta este año con una veintena de puestos de artesanos y hortelanos «Desde la primera edición no he fallado nunca. Es un evento a tener en cuenta porque pone en valor nuestro oficio», comentaba ayer Vicente Alba, cestero de profesión desde hace sesenta años.

Entre puestos de verduras y frutas se intercalan los oficios más tradicionales de Asturias, desde la talla de maderas hasta el torno. Clara García lleva siete años mostrando en diferentes ferias y eventos cómo moldea barrotes de madera con su torno. «Así se hacían antes los corredores de los hórreos e incluso los muebles», explica la joven de Merás, en Valdés, que pide más apoyo para este tipo de artesanías. «Las administraciones deben poner en valor este trabajo y no dejarlo en manos únicamente de las asociaciones. Aunque en verdad cuando venimos a estas ferias nos llevamos el reconocimiento del público», destacó.

Junto a ellos se pueden ver este año dos exposiciones. La primera de ellas de bonsáis en miniatura, mientras que la segunda recoge sillas de montar y carruajes. «Empecé en el año 1984 a rehabilitar estas piezas, todas ellas compradas en Asturias. En total tengo unas 73 sillas y 19 carruajes, de todos he intentado aprovechar todas las piezas para que no pierda la esencia», destaca Manuel Antonio López.

Los más pequeños visitaron ayer la feria y centraron sus miradas en las diferentes exposiciones ganaderas. En esta edición se pueden ver varios ejemplares de vacas, cabras y ovejas, que despertaron la curiosidad de los niños, que también aprovecharon la tarde para hacerse fotos con ellos.

La programación de la Feria de San Isidro se completa con las actuaciones musicales. Ayer le tocó el turno a Gran Parada y La Fórmula. La fiesta continuará hoy con el XI Raid Ecuestre San Isidro, el Campeonato de Tiro con Gomero y la exhibición de talla con motosierra mientras, que la música correrá a cargo de las orquestas Biorritmos y Kubo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos