La vecina denunciada por malos olores en Cancienes alega «rencillas personales»

El juzgado rechaza las medidas cautelares pedidas por la comunidad de vecinos y fija la fecha del juicio para el 17 de noviembre

S. G. CANCIENES.

La vecina denunciada por la comunidad de vecinos del bloque B de la calle Hermanas Bobes de Cancienes por malos olores niega todas acusaciones y alega «rencillas personales». La abogada de la denunciada, Carmen Paneque, explicaba ayer a este periódico que el juicio está señalado para el 17 de noviembre aunque ya se ha señalado una vista oral previa para dilucidar si se admitían o no las medidas cautelares pedidas por el resto de propietarios.

Estas medidas, que reclamaban la limpieza de la vivienda, fueron rechazadas por el juez al entender que los hechos denunciados habían sido consentidos por el demandante durante un largo periodo de tiempo por lo que no se aprecia motivo de urgencia para dictaminar las medidas cautelares. «Es un primer paso para la causa. Lo que está claro es que no es un problema de malos olores sino que es un tema de enfrentamientos personales entre los vecinos y mi defendida», apuntó la abogada.

La letrada aseveró que la casa de la vecina está «muy limpia y no tiene malos olores». Además, rebatió el argumento utilizado por los vecinos en el que hacían constar que convive con varios animales, que serían una de las causas que producen los malos olores. «No es cierto que se deban a nada de eso. En ese inmueble casi todos tienen animales, una de las vecinas implicadas llegó a asegurar al testificar que ella misma daba de comer a sus animales en el descansillo», recalcó la abogada, que también hizo hincapié en que «mi clienta es una buena persona y es una enamorada de los animales, e incluso llega a recoger algunos abandonados en la calle para cuidarlos, sacarlos adelante y curarles las heridas».

El enfrentamiento personal entre la demandada y el resto de la comunidad de vecinos se remonta a hace varios años. «Yo ya tuve que representarla en anteriores problemas con ellos. En un caso hubo que denunciarlo por agredir a mi cliente en una junta vecinal», explicó Carmen Paneque. Esta será la línea de defensa de la vecina, que espera que en el juicio definitivo, previsto para noviembre, el juez vuelva a darle la razón.

Por su parte los vecinos insisten en que los olores son «insoportables» y que llevan soportándolos «durante años sin que nadie les ponga remedio alguno». Sobre la demora en presentar la demanda ante el juzgado explicaron que «se dio la circunstancia porque no teníamos dinero para hacer frente a los gastos de los abogados, ahora hemos dado con uno que nos lo ha sacado adelante y por eso nos decidimos a presentarla», explicó Carlos González, presidente de la comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos