Los vecinos alertan de la peligrosidad de la carretera entre Agones y Villafría

Los camiones en la carretera entre Agones y Villafría. /  LVA
Los camiones en la carretera entre Agones y Villafría. / LVA

La asociación de vecinos de Escoredo pide soluciones para una vía estrecha, con baches y que ahora soporta la actividad de los camiones

C. DEL RÍO PRAVIA.

La asociación de vecinos de Escoredo alerta del incremento de la peligrosidad en la carretera entre Agones y Villafría a su paso por la parroquia, que al mal estado del firme suma la continua entrada y salida de camiones. Las talas que estas semanas se están llevando a cabo en los montes y prados del lugar han dificultado la circulación en una zona por la que, ya en condiciones normales, los conductores extreman la precaución. Son frecuentes las salidas de vía por la falta de adherencia del firme.

«Es una carretera estrecha y ahora te ves obligado a invadir el carril contrario y en ocasiones hasta la cuneta, que está llena de suciedad. Y si encima le dices algo al camionero se enfada», explicaron ayer a este periódico.

Los vecinos entienden que las talas tienen que realizarse y les consta el compromiso adquirido por los maderistas que se encargaron de los terrenos de la parroquia de limpiar los caminos en cuanto mejore el tiempo. El problema radica en que llueve sobre mojado. Es decir, que en una carretera peligrosa hay un total «descontrol» de camiones que se llevan la madera de particulares que «no pagan ni fianza» porque la parroquia no se lo puede exigir, debería ser el Ayuntamiento.

El alcalde de Pravia, David Álvarez, confirmó ayer que enviaron hace un mes a la Consejería de Hacienda y Sector Público el proyecto de reforma de esa carretera, que presupuesta las obras en 170.000 euros y que, en principio, se realizarían este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos