Los vecinos atribuyen un nuevo vertido al río Valdediós a las obras en el túnel de Niévares

El agua del río Valdediós, de color blanquecino. / H. ARENAS
El agua del río Valdediós, de color blanquecino. / H. ARENAS

El agua baja con un color blanquecino desde hace tres días debido a la arcilla que se filtró «de forma accidental» en el Rozaes, uno de los afluentes

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Un vecino de la zona de Camoca y Casquita dio el lunes el aviso de que el río Valdediós bajaba de un color blanquecino. Tras realizar una investigación siguiendo el curso del agua para averiguar de dónde venía el vertido comprobó que podría tratarse de una filtración de arcilla al río Rozaes -afluente del Valdediós- procedente de las obras que en los últimos días se están llevando a cabo en la autovía A-8, a la altura del túnel de Niévares. El pescador Heber Arenas, quien estuvo los últimos meses encargándose de la limpieza del arroyo, fue quien lo acompañó para intentar esclarecer esta situación. «Temíamos que fuera un vertido contaminante. Estamos en la época de desove de la trucha y los huevos son muy sensibles a cualquier agente externo», explicó.

Arenas pudo hablar con una vecina de la zona, quien le aseguró que «días antes el color del río era mucho más marrón que el actual. Bajaba mucho más turbio», afirmó el pescador, quien destacó que se trata de un vertido «accidental».

Esta no es la primera vez que las obras en la autovía causan vertidos al río Valdediós. Cuando comenzaron su construcción, el color marrón del agua podía verse, recordó Arenas, «hasta en Google Maps». Por ello, insiste en que «deben evitarse los movimientos de tierra y que no pueden lavarse las herramientas cerca de los riachuelos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos