Vecinos de Carreño urgen el arreglo de la carretera Avilés-Gijón

Representantes de Somos, con vecinos en el tramo de la AS-19./
Representantes de Somos, con vecinos en el tramo de la AS-19.

Se quejan del firme entre la glorieta de El Empalme y Veriña. Somos pedirá al ministerio que lo adecúe aprovechando el parón de los accesos a El Musel

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

Usuarios de la carretera AS-19 denuncian el mal estado en el que se encuentra el tramo de esta vía situado entre la glorieta de El Empalme y Veriña. Estas quejas han sido canalizadas por los colectivos vecinales de Pervera al grupo municipal de Somos Carreño. En ellas advierten de «la pésima situación en la que se encuentra la calzada y la falta de una señalización horizontal que sirva de referencia para los conductores». A estas deficiencias, dicen, se unen «los constantes vertidos procedentes de los transportes entre El Musel y la térmica de Aboño, que contribuyen a la inestabilidad del pavimento, especialmente cuando tienen lugar fuertes lluvias».

Para los vecinos, «esta circunstancia se viene prolongando durante varios años, sin que ninguna Administración acometa las reparaciones». Según explicó el portavoz de la formación morada en Carreño, Carolo López, «este tramo soporta más de 10.000 vehículos diarios, con continua presencia de tráfico pesado y vehículos de los miles de trabajadores que a diario utilizan la vía para acudir a sus puestos de trabajo, todo ello sin olvidar la habitual presencia de bicicletas y motocicletas».

Por esta razón, solicitará al Ministerio de Fomento que mientras no se ejecute el proyecto pendiente de los accesos a El Musel, «se lleven a cabo algún tipo de trabajos de acondicionamiento de esta vía de manera provisional». Y es que, de acuerdo con las previsiones de la segunda fase del plan de accesos al puerto de El Musel, el tramo entre Veriña y El Empalme se encuentra paralizado, entre otras razones, por los recursos presentados por el Ayuntamiento de Carreño contra la macroglorieta diseñada en El Empalme. «Estos retrasos, que sospechamos que durarán varios años, hacen más necesaria su reparación. De no hacerlo, el deterioro sería aun más pronunciado, lo que aumentaría el riesgo para los miles de usuarios de esta carretera», añadió el portavoz.

Los vecinos y conductores denunciantes han incrementado sus quejas por la saturación que hay en este tramo, que genera a diario altas retenciones en horas punta. Por ello, reclaman que se acometa una mejor regulación del tráfico rodado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos