Los vecinos, «hartos» del polvo de los camiones en El Empalme

Restos de las partículas que dejan los transportes pesados a su paso por la rotonda de El Empalme. /
Restos de las partículas que dejan los transportes pesados a su paso por la rotonda de El Empalme.

Denuncian que «provoca polución con tiempo seco» y recuerdan que la Autoridad Portuaria se comprometió a hacer limpiezas periódicas

A. G.-OVIES CANDÁS.

La Asociación de Vecinos de Candás ha criticado «los constantes vertidos de material» que se acumulan en los arcenes y cunetas de la zona de El Empalme al paso de los vehículos pesados que trabajan entre El Musel, la térmica de Aboño y ArcelorMittal. Componentes, aseguran, que «producen una importante contaminación con tiempo seco y un problema de seguridad por la inestabilidad del pavimento con lluvia».

La problemática ya ha sido trasladad por representantes de la asociación al presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido, en una reunión mantenida el pasado mes de octubre. En ese encuentro, Lourido les explicó que desde la entidad se realizan limpiezas de forma periódica, aún sin ser su competencia, consistentes en el barrido con máquina de la zona. «Parece que esta labor no se realiza. Solo hay que ver el lamentable estado de mantenimiento y limpieza en que se encuentra la zona. Demandamos que se lleve a cabo la actuación comprometida», exigen. Es una opinión, la de la asociación de vecinos, apoyada por el resto de usuarios de la vía, quienes califican de «lamentable» el estado de ésta. «No entiendo que no pase por allí una cuba cada poco con las polvaredas que se producen. Y eso si hablamos sólo de ese tramo», afirman, a la vez que confiesan estar «hartos».

A esta problemática habría que sumarle, además, los socavones que han aparecido entre la glorieta y Veriña, en la carretera AS-19, y que han solventado con la señalización de obras. «El estado de este tramo es de vergüenza», aseguran. El propio Pleno de Carreño exigió en la sesión de febrero una solución a esta situación ante una propuesta presentada por el grupo municipal de Somos.

El encuentro entre la asociación de vecinos y el presidente de la entidad portuaria sirvió, además, para tratar la problemática del túnel de Aboño, cerrado al tráfico de turismos. Los vecinos trasladaron a Lourido su postura acerca de la apertura de dicho tramo debido a las consecuencias negativas que la situación actual tiene para la población del municipio carreñense. «Se corta un acceso directo a nuestro hospital de referencia como es el de Jove», afirman. Para abordar este tema y los accesos previstos para El Musel, la entidad vecinal ha intentado organizar un debate en Candás entre la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández; la de Gijón, Carmen Moriyón; y el presidente de la Autoridad Portuaria. Fue la agenda de este último la que obligó a posponerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos