Vecinos de La Lloba expresan en el Pleno su rechazo al albergue de animales

J. F. G. PIEDRAS BLANCAS.

Unos treinta vecinos de Santiago del Monte y de La Lloba expresaron ayer en el Pleno su absoluto rechazo al albergue supramunicipal de animales que está previsto construir en esta última localidad. «Por oscurantismo y porque no queremos una perrera al lado de nuestras casas», manifestó el presidente de la Asociación de Vecinos de Santiago del Monte, Fernando Ortega, que reclamó al gobierno local que desvele la finca exacta en que se habilitaría, a día de hoy sin concretar. No tuvo éxito. «Creemos que es una que fue rellenada cuando se construyó la autovía, pero tampoco lo sabemos», dijo al respecto.

La alcaldesa, Yasmina Triguero, permitió intervenir a los vecinos durante el turno de ruegos y preguntas. «Lo que más nos fastidia es que se ha negociado todo a nuestras espaldas, sin tenernos en cuenta para nada. Nos hemos enterado por la prensa», reprochó el presidente de la Asociación de Vecinos de Santiago del Monte, parroquia de la que forma parte La Lloba. También recordó que «es la tercera vez que intentan hacer una perrera en esta zona. Si participan un montón de ayuntamientos, ¿por qué siempre se escoge Castrillón, y además el mismo sitio? ¿Es que no hay fincas disponibles en otros municipios?» se preguntó.

El proyecto se articula mediante un convenio suscrito por los ayuntamientos de Avilés, Carreño, Gozón, Illas, Muros de Nalón, Pravia y Soto del Barco, además de Castrillón, mientras que Corvera y San Martín del Rey Aurelio anuncian su intención de adherirse a él en el corto plazo. La gestión quedaría en manos de un consorcio y las cargas se repartirían de forma proporcional en función del número de habitantes de cada concejo.

El convenio se firmó el pasado 14 de julio en Avilés, y en ese momento se confirmó que La Lloba sería el lugar elegido para levantar la perrera mancomunada. Esta ubicación ya se había barajado previamente, aunque también se habían estudiado otras, como la posibilidad de instalarla en terrenos de Cogersa. La finca elegida tiene 12.000 metros cuadrados y un perímetro de unos 1.000 metros. Se eligió por su fácil acceso desde la autovía A-8 y por el hecho de que no cuenta con viviendas a su alrededor.

El informe de estimación de costes del futuro albergue de animales de la comarca cifra en 258.000 euros el monto total de las obras. De esta cantidad, alrededor de 68.000 se destinarían a sufragar la adquisición de los terrenos.

Te recomendamos

Fotos

Vídeos