Los vecinos de Trasona recuperan las líneas de teléfono e internet

Manuel Garrido junto a su mujer y el aparato de control. / P. BREGÓN
Manuel Garrido junto a su mujer y el aparato de control. / P. BREGÓN

Manuel Garrido vuelve a contar con la asistencia del servicio de cardiología del HUCA tras varios días desconectado

S. GONZÁLEZ TRASONA.

Los vecinos de Trasona recuperaron ayer las líneas de teléfono e internet tras estar casi una semana sin conexión debido a un avería producida por un corte de los cables de la estación de telecomunicaciones, causada por una de las máquinas que trabajan en los enlaces del PEPA y la autovía en Avilés.

La recuperación de las comunicaciones fue celebrada ayer por los afectados, especialmente por Manuel Garrido y su mujer Tina, quienes el día anterior habían denunciado que llevaban cinco días sin el servicio médico que requiere por sus dolencias cardiacas. «Estamos muy contentos, menos mal que se pudo arreglar todo porque esto no podía seguir así», comentaba ayer Tina Fernández, quien apuntaba que «estar sin la conexión permanente con el servicio de cardiología del HUCA le estaba provocando ataques de ansiedad por la noche y eso no es nada bueno para su estado de salud».

Su caso trascendió dada la gravedad. Manuel Garrido padece de una enfermedad cardiaca grave por la que depende de un desfibrilador automático implantable (DAI), que a su vez está conectado telefónicamente con el servicio de cardiología del HUCA, que a la mínima alteración da aviso a los familiares para que se le atienda o bien se envía al domicilio del paciente una ambulancia. Un servicio del que estuvo desconectado durante cinco días al carecer de línea de teléfono.

La compañía telefónica que les da servicio a ellos, Movistar, ya había comenzado, desde el primer día, a restablecer las conexiones de sus clientes, entre los que también se encontraban vecinos de Llaranes y Garajes. La entidad estableció como prioritarios casos de vecinos para los que la línea telefónica era vital y de los que tuvieran conocimiento, de ahí que muchos de los afectados ya hubiera recuperado el teléfono días antes.

Ayer se daba por solucionada la avería, que afectó a todas las compañías telefónicas que se servían del cableado para dar servicio a sus clientes. Finalmente fueron seis los días que algunos de los vecinos de Trasona estuvieron incomunicados. «Llamabas a la compañía pero solo te decían que estaban los técnicos en ello, nadie podía hacer nada más», lamentaban los afectados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos