Veintiún mujeres de Castrillón cuentan con protección policial por riesgo de violencia de género

Veintiún mujeres de Castrillón cuentan con protección policial por riesgo de violencia de género
Castrillón

Se trata de la cifra más alta de los últimos meses en el concejo por la llegada de casos procedentes de otras localidades

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Veintiún mujeres residentes en Castrillón cuentan en estos momentos con protección policial por riesgo de sufrir violencia de género. Su problemática fue analizada ayer por los técnicos, los agentes y la alcaldesa, Yasmina Triguero, en la comisión de Seguimiento de Violencia de Género, que se reúne de manera trimestral.

Se trata del número más alto de casos de los últimos trimestres en el concejo. El repunte se debe a varias causas, aunque la que tiene mayor peso es la llegada al concejo de mujeres con protección procedentes de otras localidades, tanto de la región como alguna de fuera de Asturias. Estos casos se han asumido por los agentes que trabajan en el municipio y han incrementado los seguimientos. «Siempre hay momentos en los que parece que repunta y otros en los que baja a seis casos nada más. No es nada alarmante y está todo muy controlado por los responsables de cada caso», explicó ayer la alcaldesa.

La mayor parte de los casos que cuentan con la protección de los agentes están catalogados como de 'riesgo no apreciado'. Otras seis de las mujeres tienen un 'riego bajo', mientras que cuatro tienen protección por 'riesgo medio'. «De estas últimas, dos de los expedientes los técnicos consideran que en breve podrían rebajarse a bajo o a no apreciado», indicó Triguero.

En la comisión está presente la Policía Local, la Guardia Civil, la trabajadora social y la técnica de Igualdad. Todos ellos colaboran estrechamente en el seguimiento de cada uno de los expedientes. «Esta vez se ha alargado la comisión al haber tantos asuntos. Es un trabajo muy minucioso que requiere mucho cuidado y que todos los agentes implicados realizan de manera muy eficiente», destacó la alcaldesa.

El trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad en estos seguimientos está repartido. Por un lado, la Policía Local de Castrillón se encarga de proteger a las mujeres que residen en las zonas urbanas del concejo, principalmente en Piedras Blancas, Salinas o Coto Carcedo. Mientras que los agentes de la Guardia Civil hacen lo propio con las que residen en zonas rurales o Raíces.

«Están totalmente coordinados e incluso hay casos en los que son personas de ambos cuerpos quienes se encargan de hacer el seguimiento y de dar el apoyo a la mujer que cuenta con la protección», recalcó Triguero.

Desde el Ayuntamiento se llevan a cabo, de manera paralela, diferentes programas y talleres de sensibilización y apoyo a las víctimas entre diferentes sectores de la población, incluidos los jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos