Un viaje al Medievo con monstruos y juglares

Los participantes en el recorrido atienden a las explicaciones de Rebeca Meana. / A. G.-O.

Cuarenta personas participan en el recorrido. «Es una lástima que el Principado no promocione el patrimonio», dicen los excursionistas

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

«Recomendaría a todo el mundo que hiciese este recorrido. La gente no conoce el patrimonio que tenemos en Asturias». La ovetense Flor Méndez, que acudió acompañada de una amiga, fue una de las casi cuarenta personas que ayer participaron en la ruta del autobús del Románico puesta en marcha por la Fundación José Cardín Fernández. Se trata de una actividad que cada verano repite el éxito del anterior, promocionando el variado patrimonio del concejo de Villaviciosa. Este año, la fundación decidió modificar el recorrido, algo muy demandado por los usuarios. En ediciones anteriores, la primera parada era el monasterio de Valdediós y se incluía otra iglesia, la de San Juan de Amandi. La elección, en palabras de Méndez, «es única». «Sería imposible elegir un solo monumento», afirma.

La primera parada del recorrido se encuentra ahora junto a la margen izquierda de la ría. En concreto, en San Andrés de Bedriñana. La iglesia conserva casi en su integridad una nave prerrománica, que fue documentada en los trabajos arqueológicos llevados a cabo entre 2002 y 2004. La parroquia sustituye a la de Amandi en el nuevo recorrido. De ahí, se pasa a Valdediós, San Andrés de Valdebárcena y Santa María de La Oliva, uno de los resquicios románicos del casco urbano.

Durante el recorrido, los visitantes conocieron un poco más de la historia del concejo, aprendiendo a diferenciar capiteles o columnas según la época y descubriendo restos del románico, antes solo percibidos por los vecinos de la zona o por los más atentos. La guía, Rebeca Meana, les detalló la diferencia de estilos que puede verse en La Oliva, «mucho más sencilla que la de Valdebárcena», o porqué una de sus puertas se conoce como «la puerta de la muerte», ya que daba a un antiguo cementerio ubicado en la parte izquierda del templo. Fueron casi cuatro horas en las que los participantes pudieron adentrarse en el rico patrimonio del concejo de Villaviciosa, donde destaca la ornamentación, que varía de las imágenes más «monstruosas» hasta la representación de juglares o iconos de la naturaleza.

«Nos ha sorprendido muchísimo la iglesia de Valdebárcena porque nunca habíamos oído hablar de ella», afirma Carlos García, de Pola de Lena, que acudió acompañado por su mujer, Marta Villamil, quien destacó «lo bien preparada que está la guía». «Se nota que tiene conocimientos. Sabe lo que está contando. No es algo que se haya aprendido de memoria y eso es de agradecer», asegura.

Villamil es especializó en arte, por lo que sus conocimientos sobre el tema vienen de largo. Por eso, lamenta la poca información que se tiene en Asturias sobre el patrimonio histórico. «No se conoce para nada lo que tenemos. En Asturias no sabemos vender lo nuestro. Eso es un problema del Principado. No se toman las medidas suficientes para promocionar lo que es nuestro», afirma. Este es el primero de los cuatro viajes que se realizarán durante los sábados de este mes. El horario de salida es a las 10.15 horas. El precio es de 8 euros para los adultos y 5, para los menores de 12 años.

Fotos

Vídeos