La Nao Victoria deja Tazones tras recibir más de 9.000 visitas

Largas colas para acceder a la embarcación. / E. C.

'Quique, el pescador' subió al mástil para izar la bandera del V Centenario y hacer sonar las caracolas

E. FERNÁNDEZ TAZONES.

La Nao Victoria abandonó ayer por la tarde el muelle de Tazones debido a la mala mar que impidió que por la tarde se pudieran seguir celebrando las visitas a la embarcación. Por la mañana, en tres horas, pudieron acceder al barco unas 700 personas. Desde el pasado martes, la cifra se eleva a más de 9.000 personas. Según la responsable de logística del navío, Soledad Gea, «fue impresionante. Estamos encantados en Villaviciosa, fue impresionante. No tuvimos tanto éxito ni en Barcelona». Gea comentó también que «adelantamos la partida y suspendimos las visitas porque el mar se movía mucho y no podíamos dejar al público subir con ese estado en la mar».

La embarcación, que hizo noche en El Musel, partirá hoy hasta Sanjenjo (Pontevedra).

Los vecinos de Tazones se volcaron con la nave. Cristina Carneado, de la asociación vecinal, explicó ayer que «nunca antes habíamos recibido tanta afluencia de público, estamos encantados. Fue un atractivo para Tazones, el mejor que hemos tenido. Nos da mucha pena que se vayan. Incluso los hosteleros llevaron hoy una gran paella para la tripulación».

Pero la Nao Victoria no se fue sin un recuerdo de Villaviciosa. Los vecinos quisieron rendirle un homenaje y ayer por la mañana Enrique Rodríguez, más conocido como 'Quique, el pescador' desafió a la marea y subió al mástil para colocar la bandera del V Centenario junto a la de Villaviciosa y al estandarte de Tazones. Después, hizo sonar las caracolas. Por su parte, el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, entregó a la tripulación la estatuilla con el busto de Carlos V como recuerdo de su estancia y a Gea una reproducción de la estatua del emperador. Las visitas teatralizadas en la Casa de los Hevia recibieron un centenar de visitantes en los tres pases ofertados durante la mañana.

Fotos

Vídeos