Una vida dedicada al folclore regional

Una vida dedicada al folclore regional

«El baile asturiano es uno de los más ricos de España y de Europa», asegura la gijonesa, que hoy recibe la Manzana de Oro de VillaviciosaEl grupo Aires de Asturias homenajea a su fundadora, Ana María Piñera

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Ana María Piñera lleva el folclore en la sangre. El ritmo, los pasos, la cultura asturiana forman parte de ella. Una pasión que hace 61 años la empujó, junto a su marido Luis Alonso, a fundar el grupo Aires de Asturias. En aquellos años la entidad estaba afincada en Gijón, hasta que decidieron trasladarse a Villaviciosa, donde no ha dejado de crecer. «Villaviciosa lleva el folclore en la sangre», afirma. La agrupación ha decidido ahora reconocerle la labor y dedicación que ha tenido desde el primer día. Hoy, casi dos centenares de personas se darán cita en el Somió Park de Gijón, a partir de las 13.30 horas, para recordar viajes, anécdotas y ponerse al día de sus vidas. En este encuentro, el Ayuntamiento de Villaviciosa le otorgará la Manzana de Oro por su trayectoria.

«Estoy muy emocionada. Vamos a encontrarnos mucha gente. Hay algunos que empezaron siendo niños y que hoy están casados. Va a ser muy guapo», asegura Piñera, quien le ha pasado el testigo a su hija Elena. Éste no es, además, el primer homenaje que recibe. Hace dos años ya fue reconocida durante la celebración del XIII Festival Folklórico de Villaviciosa, que ella misma fundó junto a su marido. Piñera comenzó su andadura en el mundo del folclore siendo muy niña. «Yo bailaba desde cría. Mi madre también lo hacía. Mi marido empezó porque le metí el gusanillo», recuerda. Su amor por la cultura asturiana no ha disminuido con el paso del tiempo, a pesar de que los problemas físicos no le permiten moverse como antes.

La fundación del grupo supuso un paso más en su deseo por fomentar y mantener las raíces de nuestra tierra. «El folclore asturiano es uno de los más ricos de toda España, por no decir Europa», asegura. Para ella debe conservarse desde el primer paso tal y como ha llegado a la actualidad. Algo que solo se logra estudiando previamente. «Primero hay que conocerlo y luego amarlo», apunta.

En Nueva York

A lo largo de estos años la agrupación no ha dejado de viajar. Piñera recuerda especialmente una visita que hicieron a México invitados por el asturiano Pelayo Fernández. En esa ocasión pudieron bailar ante los nativos y conocer su cultura. Otro de los hitos de Aires de Asturias fue mostrar la cultura asturiana en la sede de Naciones Unidas y bailar, hasta en dos ocasiones, en la Quinta Avenida. «Recorrimos y enseñamos lo que es Asturias, lo que es el folclore asturiano», explica.

Un trabajo duro que ha ido acompañado de buenos momentos y grandes anécdotas que hoy volverán a estar más presentes que nunca gracias a su fundadora, Ana María Piñera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos