Villaviciosa y Cabranes ofrecen suelo para el refugio de animales

Jairo Palacios. / P. NOSTI
Jairo Palacios. / P. NOSTI

La falta de un reglamento regional dificulta el estudio de viabilidad del proyecto, a cargo del coordinador de la Comarca de la Sidra, Jairo Palacios

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La Mancomunidad Comarca de la Sidra necesita un albergue de animales. Los concejos que forman el ente supramunicipal han apoyado la iniciativa presentada desde el Ayuntamiento de Villaviciosa para ofrecer este servicio de forma conjunta, si bien la actuación dependerá de los costes económicos y de la viabilidad del proyecto. El coordinador de la entidad, Jairo Palacios, es el encargado de elaborar el estudio previo del futuro equipamiento, aunque la falta de un reglamento regional al respecto está dificultando el proceso.

En Asturias, existe desde hace años la Ley 13/2002, de 23 de diciembre, sobre tenencia, protección y derechos de los animales. El problema, apunta Palacios, es que la normativa no está desarrollada. «No sabemos cuántos metros debe ocupar el refugio o cuál es el número de animales que se pueden acoger. No podemos construir algo y que luego no cumpla con la normativa», añade. Para intentar desarrollar un estudio previo, el coordinador se ha puesto en contacto con concejales de diferentes municipios que, como en el caso de la Comarca de la Sidra, están realizando gestiones para tener en el futuro un depósito para animales de compañía abandonados. Es el caso de Avilés o Siero, por ejemplo.

Los ayuntamientos de Villaviciosa y Cabranes ya han ofrecido una parcela para llevar a cabo la construcción del refugio si el proyecto sale adelante. En Villaviciosa, el centro canino La Ería gestiona este servicio desde hace dos años. «Recogemos dos perros de media al mes, aunque hay épocas que nos llegan muchos más», explica Juan Carlos González. En el último mes y medio, sin ir más lejos, recogieron cinco perros sin microchip solo en la zona de Quintes y Quintueles. Los dos últimos, dos pitbull pertenecientes al mismo dueño, ya han sido devueltos. De las instalaciones, los animales salen ya identificados y, desde La Ería, remiten el informe a la Policía Local para que tomen las medidas necesarias. «En la Villa eso lo llevan a rajatabla», subraya González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos