Villaviciosa confía en llenar en Semana Santa pese al mal tiempo

Los hoteleros, que afirman estar al 75% de ocupación, explican que las reservas se han visto frenadas debido a las alertas por temporal

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y en Villaviciosa enseguida empezará a sentirse el silencio de las procesiones, el sonido de los tambores y la pasión de los asistentes y los cofrades. Y es que la localidad acoge una de las celebraciones más importantes del Norte de España, que reúne cada año a miles de personas. Una gran parte, turistas que llenan los establecimientos.

Los hoteles y casas rurales del concejo se preparan estos días para afrontar una de sus mejores épocas, aunque la ocupación todavía ronda «el 75%», según estiman los empresarios. Las previsiones de frío y lluvia han paralizado las reservas, aunque los profesionales del sector esperan que remonten en los próximos días y tener los alojamientos llenos para Semana Santa.

En el hotel Casa España afirman que «nos quedan un par de habitaciones, pero sino hace muy malo esperamos ocuparlas, como siempre», explican. Y es que los avisos de mal tiempo, según comentan en la recepción de este establecimiento, han provocado que los turistas prefieran esperar hasta el último momento para decidir su destino estas vacaciones. Algunos, incluso, han optado incluso por cancelar las habitaciones que tenían cogidas. Ubicado en pleno casco urbano, este negocio ha pasado de estar lleno a tener una ocupación del 85%.

Caso parecido es el de una familia que iba a acudir al Ecomuseo Ca l'Asturcón. «La gente es muy impulsiva, cada vez hay más oferta. Se puede cambiar de destino en el último momento», comenta Severino García, dueño del equipamiento y miembro de la asociación de turismo rural de la Comarca de la Sidra (Turisidre).

El empresario reconoce que el perfil del visitante varía mucho durante estos días dependiendo de cuando viaje: antes, durante o después de la Semana Santa. Lo importante, defiende, es tener un producto específico para agradarle, como es su caso. «Hay que ofrecerle opciones también por si llueve. Nosotros tenemos un grupo de clientes más asentado que realizan las reservas con mucha antelación. Los que vienen aquí ya saben lo que se van a encontrar», dice.

Lo rural gana adeptos

El turismo rural ha ido ganando adeptos en la última época, siendo la primera opción para cientos de visitantes a Villaviciosa. Noelia Esteban dirige desde hace años el hotel La Figar, en Argüero, y preside además la asociación de hoteles de la Comarca de la Sidra (Hositur). En su establecimiento casi no quedan habitaciones, aunque, como en el caso del Ecomuseo, las reservas se han frenado.

«Este año va la cosa lenta. Se está reservando más para el puente de mayo y para verano que para Semana Santa», reconoce. Además, ella prefiere dejar alguna estancia libre para peticiones de última hora. En su opinión, «creo que estamos todos parecidos, pero la celebración aquí es muy importante y al final siempre se acaba llenando», asegura.

En el hotel Carlos I encontrar una habitación libre es imposible a través de varias plataformas de internet. En una de ellas, incluso, ya se advierte de que no hay disponibilidad desde el jueves, 29 de marzo, hasta el domingo, 1 de abril.

La Cofradía de Jesús Nazareno de Villaviciosa, que este año cumple 350 años, ha animado a los vecinos a engalanar balcones y negocios con el color morado para celebrar la Semana Santa, declarada de interés turístico regional. Esperan así también hacer más llamativa la convocatoria a los pasos que recorrerán en los próximos días las calles de la villa y otras parroquias del concejo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos