«Se está volviendo algo común hablar de las mujeres como objetos»

Katia Mijares, en su despacho del Ateneo Obrero. / E. C.
Katia Mijares, en su despacho del Ateneo Obrero. / E. C.

«Tanto los hombres como las mujeres deben involucrarse para conseguir la igualdad entre ambos géneros» Katia Mijares Coordinadora del grupo de Igualdad del Ateneo Obrero

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El Ateneo Obrero lleva desde más de un año apostando por fomentar la igualdad de género. En los próximos meses, los estatutos de la entidad se renovarán para incluir los géneros masculino y femenino en su redacción. Un paso que se ha dado gracias a la labor y tesón del grupo de Igualdad coordinado por Katia Mijares. Ahora, quieren ir un paso más e involucrar a todos los vecinos de Villaviciosa en su lucha por la igualdad en el lenguaje.

-¿En qué va a consistir el debate?

-Vamos a contar con una ponente especializada, Teresa Meana, que va a hacer una exposición sobre la diferencia del lenguaje en masculino y femenino, con el objetivo de dar más visibilidad a la mujer.

-¿Cómo surgió la idea?

-En el Ateneo Obrero tenemos un grupo de igualdad, nos reunimos una vez al mes. Solemos ser una decena de personas. La idea salió de las discusiones que tenemos en este grupo sobre el tema. Todo es acostumbrase y buscar fórmulas distintas para no hablar siempre en masculino.

-¿Es algo que la persona tiene interiorizada?

-La gente no es consciente hasta que punto habla siempre en género masculino, da que pensar. Se hace de forma inconsciente. Y no solo eso, sino la diferencia de significado y el trasfondo que tienen las palabras. Por ejemplo, cuando algo es un coñazo nos referimos a algo aburrido, pero si decimos que es la polla es que es genial.

-Las palabras pueden llegar a hacer más daño si se usa mal el género.

-A veces no nos damos cuenta de la importancia de las palabras. Hacemos bromas que tienen un trasfondo mucho mayor, como los Whatsapp de La manada, acusados de violar a una chica durante los San Fermines. Desde hace un tiempo, parece que se está convirtiendo en algo común hablar de las mujeres como objetos.

-Viendo estos ejemplos, ¿la sociedad está avanzando o retrocede?

-Las mujeres parece que empiezan a salir y a reivindicar sus derechos. En cambio, los hombres se ponen a la defensiva. Cuando les dices algo que han dicho mal, parece que les molesta. No va contra ellos, va contra la sociedad. Las dos partes deben darse cuenta e involucrarse para conseguir la igualdad, en todos los sentidos, entre hombres y mujeres.

-En su opinión, ¿cómo se pueden cambiar estas conductas?

-La educación es fundamental en este caso. En la guardería de mi hija se refieren al alumnado, tanto a niñas como a niños, en masculino y en femenino. En las cartas que mandan a los padres, igual. Es algo que me ha sorprendido. Pasa lo mismo con los juguetes. Las niñas juegan con motos y los niños con las cocinitas.

-¿Falta información sobre el problema de la desigualdad de género?

-Toda información es poca. Hay mucha resistencia a implicarse en ese tipo de cosas. Cuando salen noticias en ese sentido, siempre se critican. Se va a atacar a la mujer. Si hay mil casos de acoso, pero uno es falso, es con lo que la gente se va a quedar. También está muy arraigada la idea de que las mujeres somos malas. Y eso es mentira. Hay mujeres malas, al igual que hombres malos.

-Al feminismo se le achaca mucho su radicalización.

-Por desgracia, todavía se mantiene la idea de que el feminismo es lo contrario al machismo y no es así. El feminismo busca la igualdad entre ambos géneros, pero ese pensamiento hace que la palabra no guste.

-¿Ha cambiado mucho la sociedad en los últimos años?

-Hubo una generación, la que tiene entre 30 y 40 años, a la que le faltó mucha información. Ahora empieza a darse en los colegios. Cuando antes hablaba de esto con mis amigos, a veces no me entendían. De un tiempo a esta parte ha cambiado. La gente se empieza a este tipo de términos.

-¿Qué necesita Villaviciosa?

-Más participación de gente joven. Hay muchas asociaciones, pero sus integrantes son personas mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos