La zona rural de Carreño, harta de la «pésima cobertura» de internet

Una vecina muestra su móvil, en busca de la señal de internet. / P. G.-P.
Una vecina muestra su móvil, en busca de la señal de internet. / P. G.-P.

Los más afectados son los sectores turísticos y agroganaderos que califican la situación como «algo más propio de un inframundo»

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

«Estoy que trino. Estamos pagando un pastizal a los de la empresa de internet, además de lo que pago a un proveedor. Necesito imprimir un certificado por la venta de dos vacas, que las cargan al mediodía, y llevo toda la mañana si poder hacer nada». Este es el testimonio de un ganadero de la parroquia de Logrezana sobre el «pésimo» funcionamiento de la señal de internet en las zonas rurales del concejo de Carreño. Se trata de una de las numerosas explotaciones ganaderas que «padecen» a diario el «deficiente» servicio, una red que apenas llega a alcanzar la velocidad de descarga de un mega y sufre constantes interrupciones. A esta situación tienen que hacer frente también las empresas de alojamientos rurales instaladas en esta zona del municipio. La falta de una conexión segura y rápida genera serios problemas para este tipo de negocios, que no pueden ofrecer a sus clientes el uso de internet. «Se puede decir que estamos viviendo una situación más propia de un inframundo que de una región que se encuentra en el centro de Asturias», comenta Josefina Vega Suárez, propietaria de los alojamientos turísticos Casa Jesusa, en el núcleo rural de El Pedregal, en Logrezana. Sus denuncias las hace extensivas a toda una comunidad integrada por más de cuarenta viviendas, una muestra de lo que sucede en otras pedanías del concejo. «Lo peor de todo es que a una distancia de algo más de un kilómetro se encuentra el polígono industrial de Tabaza, que sí dispone de todas las conexiones. Esta situación demuestra que el interés de las administraciones no esta con el desarrollo rural sino el industrial, que les reporta más ingresos», afirma.

Esta empresaria sostiene que se hacen necesarias y urgentes soluciones a estas carencias: «De lo contrario la gente joven no se quedará a vivir y se favorecerá el despoblamiento».

Desde hace años existe un plan estatal para poner fin a la existencia de zonas sin cobertura de internet denominado 'Satelital' y que depende del Ministerio de Industria. También está la llamada Agenda Digital en Carreño, que no presta servicio en varias parroquias.

Sin embargo, los afectados ponen ahora toda su confianza en el desarrollo de un plan regional destinado a la ampliación de las infraestructuras de banda ancha e internet de alta capacidad en el espacio rural. «Esta iniciativa se recoge en el Plan Demográfico del Principado 2017-2027, que sería importante que nos explicasen, aunque ahora justifican su retraso debido a la prórroga presupuestaria», apunta Josefina Vega.

Alternativas de conectividad

Este colectivo de afectados también carga las tintas contra los partidos políticos, «que vienen cada cuatro años lanzando compromisos para poner soluciones y luego todo sigue igual». Para aportar alguna solución al problema, el martes, a las 17.30 horas, tendrá lugar una jornada para tratar alternativas de conectividad, además de los nuevos retos para las zonas rurales. Dichas jornadas están patrocinadas por la Red Asturiana de Desarrollo Rural y por la Asociación para el Desarrollo Integrado del Centro de Asturias Periurbano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos