Los médicos piden a Tráfico que prohíba fumar al volante para «evitar distracciones»

Un conductor fumando.
Un conductor fumando. / F. J. C.

«Coger el cigarro y encenderlo despista más que el móvil», advierten en la unidad de deshabituación del tabaco

R. MUÑIZ GIJÓN.

Tres entidades médicas han mandado una carta a la Dirección General de Tráfico (DGT) reclamando que «no se permita el consumo de tabaco durante la conducción». Las sociedades de los Médicos de Atención Primaria (Semergen), la de Medicina de Tráfico (Semt) y la de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) recuerdan que el 32% de las víctimas por accidente de tráfico el pasado año fue por distracciones y más del 60% de los siniestros se ocasionan por perder de vista la carretera. Recuerdan también que encender un cigarro consume unos 4,1 segundos, tiempo en el cual el turismo recorre 113 metros si va a una velocidad de 120 kilómetros por hora.

Actualmente el Reglamento General de Circulación no castiga fumar en el vehículo, salvo en lo que pueda suponer de distracción el encendido y fumado. De manera cíclica se abre el debate sobre la conveniencia de dar otro tratamiento legal, sobre todo en los casos en los que en el turismo viajan menores de edad. «En Australia, Francia, Reino Unido, Irlanda y Malta lo prohíben ya, y aquí llevamos tiempo pidiéndolo pero no nos hacen caso», lamenta José Manuel Iglesias, responsable de la unidad de deshabituación al tabaco del Área Sanitaria IV. Este facultativo recuerda que el peligro de fumar en el vehículo es que «se trata de un espacio cerrado, lo que eleva la concentración de sustancias tóxicas y cancerígenas y puede multiplicarlas por diez o por quince».

Este especialista, adscrito al Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, defiende el veto al volante: «Hay estudios que demuestran que coger el cigarro de la cajetilla y encenderlo despista más que coger el móvil; si tenemos claro que hay que prohibir usar el teléfono mientras se conduce, es lógico que se regule también esta distracción».

José Manuel Iglesias recuerda que su comité nacional lleva tiempo solicitando vetar el tabaco en otros espacios públicos como las marquesinas o los estadios deportivos. «España está transponiendo una directiva comunitaria y ha perdido la oportunidad de aprovechar para entrar en eso», lamenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos