Detectan en Asturias varios ejemplares del insecto picudo rojo, una especie exótica invasora y muy dañina

Ejemplar de picudo rojo, insecto muy dañino para las palmeras. / E. C.
Ejemplar de picudo rojo, insecto muy dañino para las palmeras. / E. C.

Medio Ambiente habilita un teléfono para alertar de la presencia de la avispa asiática

E. C. GIJÓN.

El Principado pondrá en marcha un teléfono con servicio de contestador automático las 24 horas que se podrá utilizar para advertir sobre la detección de nidos de avispón asiático. También se podrán dejar avisos a través de otros medios de mensajería como el correo electrónico, aplicaciones móviles, whatsapp y una página web. Es una de las medidas acordadas por el nuevo comité asesor de la estrategia para la detección y control de este insecto, que ayer se reunió para definir las medidas que se aplicarán en 2018. También se baraja el trampeo de reinas y ejemplares de avispón en primavera mediante una declaración responsable, el tratamiento de nidos secundarios con más agilidad y la mejora de la divulgación y formación para ciudadanos, servicios sanitarios y educativos y ayuntamientos. Además, se repartirán 900 trampas entre la Federación de Apicultores del Principado de Asturias (FAPI), la Asociación de Apicultores Profesionales Promiel, la Asociación Gijonesa de Apicultura Agastur, Apicultores Asociados y otras organizaciones de profesionales del sector inscritas en el registro.

Por otra parte, se ha detectado por primera vez la presencia en Asturias -en concreto, en Limanes y Colloto (Oviedo)- de varios ejemplares de picudo rojo o gorgojo de las palmeras, un insecto perteneciente a una especie exótica invasora y considerado de los más dañinos para estas plantas, ya que provoca su muerte en la mayoría de los casos. Es originario de las regiones tropicales del Sureste Asiático y Polinesia. Llegó al norte de África a través de Egipto en 1993 y de allí pasó a España, Italia, Francia y Portugal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos