«Los medios en prisión son peores», lamenta Julio Bobes

La prisión cuenta con instrumental para practicar un electrocardiograma, prueba que certifica la parada del corazón. «Otra cosa es que lo tuvieran donde lo reconocieron», indica Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y uno de los médicos que trabaja con el penal. La enfermería «no es de las peores dotadas, pero las prisiones tienen un sistema sanitario rudimentario, orientado a lo mínimo», indica. «El preso es atendido por un médico, pero no es de familia ni del sistema de salud, lo que genera un diferencial negativo», analiza. Bobes reconoce que el caso «es muy raro» y apunta a la sobredosis del reo. «Parece que estaba en coma, lo que es una situación crítica; las horas que pasan hasta que se lo trata son vitales, sobre todo para el cerebro; neurona que muere, neurona que no se regenera», precisa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos