33 millones en obras en el aeropuerto para incrementar el pasaje un 60%

Gráfico

Fomento plantea crear una plataforma para la aviación no comercial y un aparcamiento cubierto, y admite en su plan director que recortar la pista «penalizaba»

CHELO TUYA GIJÓN.

El 29 de julio de 2015, a las 7 de la mañana, el aeropuerto de Asturias alcanzó su máximo de pasajeros por hora: 959. Una cifra muy lejana al máximo histórico, los 1.230 usuarios que, en una hora, registró la terminal regional en 2009. Una cifra, también, muy lejana al máximo que prevé el Ministerio de Fomento. En el plan director del aeropuerto asturiano, cuya revisión ha sacado ahora al información pública, espera que las instalaciones de Santiago del Monte rocen los dos millones de viajeros anuales en 2035. Un 60% más en veinte años.

Para ello, entiende el departamento que dirige Íñigo de la Serna que el aeródromo, que en junio del año próximo cumplirá 50 años, necesita mejoras. Hasta 33 millones en obras que incluyen la construcción de una plataforma para la aviación general, un edificio para estacionamiento cubierto, más mostradores, un nuevo acceso de control y las ya anunciadas mejoras en las dos cabeceras de la pista.

2.100 metros como mínimo

En ese sentido, el plan director reconoce que la propuesta de recortar en 150 metros la operatividad de la pista, que mide 2.200 metros, «supondría penalizaciones en la carga de pago» para el aterrizaje de las aeronaves Boeing 737. Este modelo requiere, en caso de lluvia, un mínimo de 2.100 metros, distancia que no tendría la pista si Aena hubiera llevado a cabo el recorte contra el que se opuso el Gobierno regional, el Parlamento asturiano, los colegios de pilotos y controladores, así como todo el comité de empresa.

Para cumplir con la normativa europea, tal y como adelantó EL COMERCIO, opta por un relleno del terraplén sobre la vaguada, para que los reflectores de la pista virtual no superen los 12 metros de altura y puedan realizarse en material fácilmente rompible. Del montante de las obras que recoge el documento, el coste más elevado corresponde al aparcamiento cubierto. Se calculan 18 millones de euros en un proyecto del que Aena ya realizó un proyecto, tendría tres plantas, sería acristalado y en escalera, para no quitar luz al edificio terminal, y fijó un calendario: debería haber entrado en funcionamiento en 2010.

Sin embargo, la llegada de la crisis económica dejó el proyecto en el 'limbo', aunque el aeropuerto ganó la parcela destinada al aparcamiento provisional. Más de quinientas plazas al aire libre habilitadas para evitar colapsos durante las obras luego no realizadas.

Más de 6.000 viajeros extra

El otro gran proyecto, en cuanto a coste se refiere, es el de crear espacios para la aviación general. Para Fomento, adolece el aeropuerto de Asturias de espacios para los viajeros no comerciales. Por eso, plantea la construcción de una plataforma de aeronaves bajo la torre de control, así como un edificio. Este tipo de vuelos generarán, según los cálculos oficiales, más de 6.000 viajeros cada año.

Los viajeros de vuelos comerciales llegarán a su máximo histórico, prevé Fomento, en 2035, con la llegada del pasajero '2 millones'. Para recibirle, prevé dos mostradores más, hasta dieciséis, y un tercer control de acceso.

Más noticias

Fotos

Vídeos