1,2 millones para renovar el edificio departamental del campus de El Milán

Estado que presentan las tejas de la cubierta. / MARIO ROJAS
Estado que presentan las tejas de la cubierta. / MARIO ROJAS

Las obras empezarán en verano, durarán nueve meses y pretenden solucionar las humedades y altas temperaturas que se dan en el bajocubierta

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

En la última planta del edificio departamental del campus de El Milán no hay término medio. En sus despachos, aulas y seminarios o te asfixias en verano o padeces humedades y goteras en época de lluvia. Para ponerle solución, el edificio, que ya ha cumplido el cuarto de siglo, será objeto de una importante obra de remodelación que persigue solucionar los problemas de filtraciones y mejorar el aislamiento. La Universidad de Oviedo acaba de sacar a licitación el contrato para renovar la cubierta con un presupuesto base de 1.270.000 euros aunque «esperemos que la puja baje algo el precio», confía el rector, Santiago García Granda.

El precio será precisamente el criterio de adjudicación al que se dará mayor puntuación. También se tendrá en cuenta si la empresa adjudicataria está dispuesta a llevar a cabo los trabajos en fin de semana. Las interesadas tienen hasta hoy, lunes, 9 de abril para presentar sus ofertas. Las obras se iniciarán a partir del 1 de julio y deberán estar ejecutadas en un plazo de nueve meses, según se establece en el contrato. Es decir, en abril de 2019. Convivirán, por tanto, con la actividad académica durante prácticamente todo el próximo curso. Aún así, «esperamos que las molestias sean mínimas y que los trabajos que provoquen mayor ruido se realicen en momentos de menor actividad, como el mediodía o las tardes», confía el decano de la Facultad de Filosofía y Letras.

José Antonio Gómez señaló la necesidad de acometer esta renovación de la cubierta. «Está muy mal. Al parecer la teja es muy porosa y eso está provocando filtraciones y goteras». La gran cantidad de ventanas tipo velux y su deficiente aislamiento también son la causa de que en algunas estancias «el agua arrolle por las paredes». Eso cuando llueve, porque cuando llega el buen tiempo, sobre todo los despachos que están orientados al sur «son un verdadero horno».

La librería universitaria será trasladada al bajo del Palacio Quirós, en la plaza de Riego

Con las obras proyectadas, se renovarán los materiales de la cubierta por otros con mejores prestaciones, se colocarán nuevos velux, se motorizarán los lucernarios y se colocarán cristales que se puedan oscurecer para dificultar el paso de los rayos del sol. Se prevé que estas actuaciones contribuyan a reducir en cuatro o cinco grados la temperatura en la zona de bajocubierta del edificio departamental, que ocupan los departamentos de Historia del Arte y Musicología y donde también tiene su sede el Instituto Universitario Feijoo de estudios del siglo XVIII. «El objetivo es tener un edificio que sea más eficiente desde el punto de vista energético, que consuma menos», ahondó García Granda.

Además, se aprovechará para sanear las cornisas -se han dado casos de desprendimiento de cascotes-, para retirar el pararrayos -por contener materiales radiactivos- y para habilitar una nueva salida al tejado, ya que en la actualidad tiene que realizarse a través de uno de los velux. La empresa que se haga con el contrato también deberá pintar las estancias ubicadas en el bajocubierta.

Durante el tiempo que duren los trabajos de renovación de la cubierta algunas de las plazas del aparcamiento quedarán inutilizadas debido a la instalación del andamiaje y la colocación de los contenedores de obra.

La mejora de la eficiencia energética de los edificios de la Universidad de Oviedo es una de las prioridades del equipo rectoral, que ha incluido estas acciones en su plan estratégico para el periodo 2018-2020. Recientemente concluyeron las obras de renovación de la cubierta de la Escuela Superior de Marina Civil, en Gijón, que también pretendían acabar con los problemas de humedades y mejorar el aislamiento térmico del edificio, construido hace treinta años. Los trabajos costaron 725.000 euros.

Cambio de ubicación

Otras obras que se llevarán a cabo próximamente serán las de adecuación del bajo del Palacio Quirós, en la plaza de Riego, para acoger la tienda de la Universidad, ahora mismo ubicada en el Edificio Histórico. Con este traslado se busca mejorar la visibilidad de la librería y tienda universitaria -en la que pueden encontrarse todo tipo de regalos con el logo de Uniovi, hasta vasos de sidra- ya que en su nueva ubicación dispondrá de escaparates directamente a la calle. Las obras han salido a licitación con un presupuesto cercano a los 225.000 euros. El 23 de abril se conocerá el número de empresas que optan a estos trabajos, que tendrán un plazo de ejecución de cinco meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos