La Minera estuvo cortada tres horas y hubo 122 carreteras y 27 puertos afectados

Oviedo. La plaza de la Catedral vestida de blanco. / MARIO ROJAS
Oviedo. La plaza de la Catedral vestida de blanco. / MARIO ROJAS

En Oviedo, donde el peso de la nieve tiró un árbol, una ambulancia se atascó y tuvieron que acudir los bomberos a ayudar en la asistencia

M. MENÉNDEZ / D. LUMBRERAS GIJÓN / OVIEDO.

La nieve caída anteanoche afectó a gran parte de la red viaria asturiana. Hasta 122 carreteras y 27 puertos de montaña sufrieron algún tipo de incidencia. La más destacable fue el cierre, durante unas tres horas, entre las seis y las nueve de la mañana, de la autovía Minera (AS-1), debido a la presencia de nieve y placas de hielo en la calzada. Agentes de la Guardia Civil de Tráfico tuvieron que colocarse en los accesos a la autovía para derivar el tráfico hacia otros itinerarios. A las nueve de la mañana, se permitió el paso solo a turismos y no fue hasta avanzada la tarde cuando ya lo pudieron hacer los camiones.

En el resto de la red viaria, hubo dos carreteras cerradas y 120 que precisaban el uso de cadenas, mientras que dos puertos estuvieron cerrados al tráfico y 25 precisaban de cadenas. A última hora de ayer, ningún paso de montaña estaba cerrado, pero eran obligatorias las cadenas o los neumáticos de invierno en los de Leitariegos, El Connio, Cerredo, El Padrún, San Ignacio, Somiedo, Ventana y Alto del Campo del Río. En cuanto a las carreteras, permanecía cerrada la que une Tuiza (Lena) con el puerto de La Cubilla. Se precisaban cadenas en otras 39 carreteras de Allande, Aller, Cangas del Narcea, Lena, Llanera, Mieres, Morcín, Parres, Ponga, Quirós, Ribera de Arriba y Riosa.

Tanto el Ministerio de Fomento como el Principado de Asturias tienen en alerta todos sus medios materiales y humanos para hacer frente a cualquier problema que pueda surgir en la red viaria de la región. Además, Fomento advierte de que en la autopista del Huerna (AP-66) se realizan cortes preventivos del tráfico de vehículos pesados. Precisamente, los camiones tuvieron problemas ayer para circular por esta autopista, si bien a partir de las ocho de la mañana se les permitió el tránsito.

Los ovetenses se despertaron ayer con una capa de nieve de unos tres centímetros que duró hasta casi el final de la mañana. 180 operarios de la contrata de limpieza estuvieron toda la mañana despejando las calles. Muchos niños no fueron al colegio, como en San Claudio, y disfrutaron jugando con la nieve en el Campo de San Francisco. Las zonas más afectadas fueron los barrios altos y el Naranco, que tuvo cortada la carretera de acceso a los monumentos desde las dos de la mañana. Hacia las dos de la tarde se abrió hasta el Descanso del Vaquero. Por la mañana hubo algunas incidencias con el tráfico, con retenciones antes de la salida de Olloniego. Solo hubo que lamentar un accidente sin heridos por salida de vía en la Ronda Sur.

A primera hora, los autobuses urbanos articulados no pudieron circular y hubo algunos problemas en Marqués de Santa Cruz, debido a placas de hielo.

Los Bomberos tuvieron que acudir a las ocho de la mañana a La Bolgachina para trasladar a una ambulancia a un enfermo que necesitaba diálisis. Debido a la nieve, la ambulancia no podía llegar hasta la vivienda del hombre y tuvieron que portearlo los efectivos de salvamento. Dos horas más tarde, intervinieron en Toleo, en la falda del Naranco, para retirar un árbol que cedió por el peso de la nieve y cortaba una calle.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos