La mitad de los alumnos de trece años tiene poco o nulo interés por la lectura

Un 17% de los niños de nueve confiesa dificultades para entender lo que lee. Al llegar a segundo de Secundaria, son el 20%

E. RODRÍGUEZ OVIEDO.

Las pruebas de diagnóstico del sistema educativo que ha venido realizando la Consejería de Educación en cuarto de Primaria (niños de nueve años) y en segundo de Secundaria (trece) incluían unos cuestionarios en los que se les preguntaba sobre su interés por la lectura, la percepción que tenían de su nivel de comprensión lectora y la frecuencia con la que hacían uso de la biblioteca escolar. Ahora, Educación ha realizado un informe sobre los resultados obtenidos en las evaluaciones realizadas entre 2009 y 2014 y en las que participaron más de 69.800 alumnos de los dos cursos.

Una de las conclusiones es que el interés por la lectura se va deteriorando en esos cuatro años que distan entre un curso y otro. Así, si en cuatro de Primaria aproximadamente un 20% del alumnado reconoce que no le gusta leer o que, en el mejor de los casos, solo le gusta algunas veces, ese porcentaje se eleva hasta el 50% -incluso algún año ha llegado al 51%- en segundo de Secundaria.

No es el único dato significativo. Un 17% de los niños de nueve años aseguraba en 2014 (último año del estudio) que tenía dificultades para entender lo que leía casi siempre o algunas veces. Ese 17% es el mejor resultado de todo el sexenio, pues en 2012 se llegó al 21%. Lo llamativo es que, en segundo de Secundaria, los valores no mejoran (llegan al 20%). Parece, según indica la consejería, que siempre ha sido así en la serie histórica. Pero, para Educación, estos resultados merecen una reflexión. «Es posible -añade- que los niños de nueve, por tener menos experiencia con material escrito, tiendan a considerarse más competentes. No obstante, también es probable que la trayectoria escolar influya en esta percepción. Aproximadamente uno de cada seis estudiantes que se tenían como lectores competentes en 2009 aseguraban, cuatro años más tarde, tener problemas de comprensión».

Resultados educativos

En cuanto al uso de la biblioteca escolar, el 60% de los alumnos de cuatro de Primaria respondieron que la usaban con bastante frecuencia. Cuatro años más tarde, las proporciones se invierten. Más de la mitad reconoce que nunca o casi nunca visita la biblioteca y apenas un 15% afirma que lo hace con frecuencia.

Los autores del informe lo atribuyen a que «los alumnos de Secundaria disponen de más autonomía y recursos alternativos para el acceso a la lectura que los de Primaria». Ahora bien, tampoco descartan que los planes de fomento de la lectura estén más desarrollados en Primaria.

¿Y estos aspectos influyen en los resultados educativos? Según Educación, «la percepción del alumnado sobre su competencia lectora sí predice importantes diferencias». Más en las pruebas lingüísticas que en las científico-matemáticas. En las primeras, la distancia entre quienes se declaran más o menos competentes en lectura está en torno a los 120-130 puntos, «lo que equivale a prácticamente dos niveles de rendimiento en la escala de competencias del Principado». Esto es, dos cursos escolares.

En cuanto al gusto por la lectura, hay una relación más moderada, dicen, «aunque se predicen diferencias en torno a 70-80 puntos, lo que equivale a un nivel de rendimiento». Por último, la relación con el uso de la biblioteca es pequeña. En cualquier caso, destacan que «el alumnado de los centros de nivel socioeconómico y cultural más bajo tiende a usar más la biblioteca, por lo que parece que este recurso presenta un potencial compensador importante».

Fotos

Vídeos