La monarquía renace en Covadonga

La monarquía renace en Covadonga

Doce cuadros restaurados de los reyes asturianos se unen al Museo del Real Sitio | La presentación de las obras, pertenecientes al Prado y nunca antes reunidas, marca el inicio de los centenarios

GLORIA POMARADA COVADONGA.

Fruela I, Mauregato, Ramiro I, Aurelio o Silo lucen ya sus regias poses en los fondos del Museo de Covadonga. La restauración de las pinturas de la dinastía asturiana, presentada ayer en el Real Sitio, marcó el inicio del triple centenario que este 2018 vive Covadonga. El conjunto de las doce renovadas obras conmemora desde el punto de vista artístico los 1.300 años del origen del Reino de Asturias, efeméride que se suma a los cien años de la coronación canónica de la Santina y de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy de los Picos de Europa.

Las serie pictórica, pertenecientes a la colección del Museo del Prado y depositada en Covadonga hace un siglo, ha sido objeto de restauración durante cuatro meses en un proyecto financiado por el Principado. La intervención, dotada de 43.000 euros, corrió a cargo de un equipo de cuatro restauradores y una supervisora del propio Museo del Prado. «La restauración de estos cuadros es una suerte de resurrección», valoró el consejero de Cultura, Genaro Alonso. Las obras, encargo de la reina Isabel II en 1847 a José Madrazo, corresponden a una serie de retratos reales que llegan hasta su figura. Todos ellos son obra de artistas de referencia en la época, «casi todos asociados al círculo protector de José Madrazo, director del Prado en el momento en el que se hicieron los encargos», recordó Alonso. Las pinturas, nunca expuestas en el Prado, «estaban en regular estado de conservación, hemos tenido una ardua tarea, con muchas horas invertidas», recordó la restauradora Marta Méndez. Cuatro de los cuadros presentaban «rotos de grandes dimensiones, por lo que tuvimos que hacer injertos», explicó.

La intención del Principado y del Arzobispado pasa por exponer «en fechas próximas» los doce cuadros restaurados junto a los cinco ya presentes en el museo del Real Sitio, entre ellos el del fundador de la monarquía asturiana, el rey Pelayo. No obstante, el espacio expositivo permanece cerrado a la espera de una reforma que será costeada por la Fundación Masaveu y cuyas obras podrían prolongarse «hasta después del verano», indicó el abad Adolfo Mariño. «La colección nunca había estado reunida, ocupará en el Museo un lugar excepcional. Confiamos en que la renovación pueda ser pronto una realidad», expresó su predecesor en el cargo, Juan José Tuñón. Por su parte, el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, valoró el aliciente que la colección añade al Real Sitio, «con más de 1,5 millones de visitantes al año». «Son un regalo para Covadonga y para Asturias», zanjó Mariño. El de ayer fue el primero de los 80 actos conmemorativos previstos con motivo del centenario de Covadonga.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos