Moncloa quiere «negociar» la ley asturiana que permite pastar en zonas quemadas

R. MUÑIZ GIJÓN.

A iniciativa del PP asturiano, el parlamento regional aprobó en marzo una nueva Ley de Montes que permite a los ganaderos aprovechar para el pastoreo toda parcela que haya sufrido un incendio, siempre que la zona no esté catalogada como monte arbolado. Ahora, a iniciativa del Ejecutivo de Mariano Rajoy, se van a «iniciar negociaciones» para «resolver las discrepancias» que la Administración central tiene con ese nuevo texto.

Así lo refleja un anuncio incluido ayer en el Boletín Oficial del Principado, y que aparece cofirmado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Según el mismo, a mediados de junio la comisión bilateral Gobierno central-Principado acordó reconducir el conflicto a un grupo de trabajo. Esta mesa técnica deberá proponer «la solución que proceda», señala el documento.

La creación de este foro ha sido comunicado al Tribunal Constitucional. Del resultado del mismo dependerá que siga adelante o no el recurso planteado contra la ley asturiana por parte del Ejecutivo central. El alto tribunal sin embargo parece condenado a entrar en el fondo de la cuestión, dado que ya ha admitido a trámite los recursos del Defensor del Pueblo y Unidos Podemos.

El Principado ha informado del nuevo foro al parlamento regional. Su margen de maniobra en la cuestión es reducida, dado que fue precisamente la cámara la que propuso y aprobó la nueva norma, en contra del criterio de parte de la Consejería de Medio Rural.

En una respuesta por escrito a Rosa Domínguez, la senadora de Foro, el Ministerio de Medio Ambiente explica que revisó el texto asturiano «al igual que examina» el resto de normas en la materia. Del examen concluyó que el permiso para pastar es incompatible con la legislación estatal en la materia, que es norma básica y no puede ser contradicha por una iniciativa autonómica.

Fotos

Vídeos