«El monte es nuestro, el pueblo se lo compró a las monjas de Gua en 1907»

Zona de pastos. Los vecinos mantienen que siempre llevaron su ganado a los terrenos en litigio./
Zona de pastos. Los vecinos mantienen que siempre llevaron su ganado a los terrenos en litigio.

Los vecinos de El Puerto de Somiedo reivindican la titularidad asturiana de las 674 hectáreas que reclama León

BELÉN G. HIDALGO EL PUERTO (SOMIEDO).

Los vecinos de El Puerto, en Somiedo, no tienen duda. Ni siquiera titubean cuando se les cuestiona la línea que separa su municipio de la provincia de León. «En 1946 hubo un deslinde y se establecía la frontera a través de los mojones: del 1 al 4. Entonces estuvieron conformes, firmaron», cuenta Bernardino Feito, uno de los vecinos en la puerta de Casa Guillermo, que data de 1922. Bernardino hace referencia al deslinde realizado por el Servicio Geográfico del Ejército, que también sustenta la versión del Ayuntamiento de Somiedo en su defensa de la titularidad asturiana de las 674 hectáreas en litigio.

Ahora, los vecinos asisten a esta batalla por los límites territoriales con cierto recelo. León lucha por llevar el deslinde al Alto Peñablanca y Somiedo defiende el vigor del que marca el Alto de Las Marruecas. Entre estas fronteras se encuentra el monte de Prefustes. «Es nuestro porque el pueblo se lo compró a las monjas de Gua en 1907», sentencia José Domingo Fernández. Afirma con rotundidad que más allá de las fronteras que dividan Somiedo y León se encuentran los títulos de propiedad. «Tenemos las escrituras, ¿o es que no tienen valor?», insiste este vecino.

Mientras, José Domingo Fernández, recuerda que el río actuó siempre de deslinde. «Lo que pide León es que la frontera deje de ser el río Forco y pase a ser el río Bayo, así ganarían esas hectáreas», explica junto a los demás vecinos. Cerca de la desembocadura de este río se encuentra la fuente del Obispo, que marca el límite con León a través del mojón cuatro; el uno es el de La Peral. «Fue siempre así», ratifica Eladio Lorences. Sus vecinos secundan sus palabras. Todos hacen suyo el argumentario del Ayuntamiento de Somiedo en la defensa de la titularidad asturiana de este territorio, que mantiene en alerta a los vecinos, propietarios de los montes situados en el territorio en litigio entre ambas administraciones.

Para los vecinos estaba batalla no es nueva. En 1925 el pueblo compró el monte El Ordial, deslindado por una alambrada y que el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, tras una delimitación de provincias en 2008, pretendió suprimir.

Alegaban que este monte y el de La Cueta habiendo sido deslindados en 1975. «Se presentó en diciembre de 2015 un escrito indicando que ese deslinde nunca fue notificado a todos los dueños y que nunca fue ejecutado, por lo que es nulo según la jurisprudencia», explica el abogado de los vecinos, Víctor Martín. Asegura que continúan esperando que el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León lo resuelva. No obstante, en este otro caso, según detalla la edil Azucena Lorences, el monte no fue reclamado por León pese al cambio en los límites. «Está comprendido entre los mojones 4 y 8 y la sentencia fue favorable a León», explica.

Cambio de legislación

La propiedad de las fincas, según explica el abogado de los vecinos, no debería verse alterada por el deslinde territorial. «No podemos adelantar acontecimientos. Ni siquiera se han modificado las fronteras», dice. Si estos montes pasan a territorio leonés, se someterían a su legislación. «Si León modificase los deslindes de los montes, los vecinos podrían impugnarlos», confía Martín.

Temas

Somiedo

Fotos

Vídeos